Antivacunas mató a su hijo tras recibir  la orden de inmunizarlo

Stephen O'Loughlin, de 49 años, fue encontrado muerto el pasado miércoles junto a su hijo Pierce, de nueve años. Era integrante de un culto antivacunas.

Stephen O’Loughlin, de 49 años, fue encontrado muerto el pasado miércoles con una herida de bala dentro de su apartamento en la calle 3800 de Scott Street en el distrito Marina de San Francisco, EE.UU. Junto a él estaba su hijo Pierce, de nueve años, quien también había fallecido. Ahora se sabe que pudo haberlo asesinado por una disputa sobre vacunas.

O’Loughlin se desempeñaba como vicepresidente de una firma de inversiones y fue descrito como un anti vacunas con enfermedades psiquiátricas, presuntamente habría matado a su hijo y luego a sí mismo la semana pasada en medio de una batalla legal por la custodia del niño y discusiones con su ex esposa sobre las vacunas y atención médica.

El detonante para la fatal decisión serían las vacunas, ya que el padre había dado su consentimiento para inmunizar a Pierce el martes, un día antes de su muerte. Previamente se había programado un juicio sobre la batalla por su custodia en marzo, informó el San Francisco Chronicle.

Según los registros judiciales de septiembre pasado, Lesley Hu, ex esposa de O’Loughlin y madre de Pierce, había descrito que su ex pareja y padre de su hijo se había unido a un “grupo de autoayuda de la nueva era” en 2012 y se había convencido de que el gobierno buscaría usar el control mental en los estadounidenses.

O’Loughlin y Hu habían estado involucrados en una amarga batalla por la custodia que giraba en torno a la atención médica de su hijo.

La abogada de la madre, Lorie Nachlis, afirmó que O’Loughlin sufría de una enfermedad mental de años atrás que no se atendió, lo que lo volvía paranoico con las vacunas y obsesionado con la salud de su hijo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico