Asaltaron a un taxista en el barrio Pietrobelli y sospechan que los pasajeros fueron el señuelo

Los dos pasajeros ascendieron al vehículo en Rivadavia y Alsina y le habrían tendido una emboscada al trabajador del volante.

A las 2:10 de ayer un taxista fue encañonado y golpeado en el rostro por un delincuente que lo sorprendió después que dos personas lo hicieran ascender hasta Formosa y Saavedra, en la zona alta del barrio Pietrobelli.

El ladrón se llevó la recaudación consistente en 2.500 pesos y el teléfono celular de la víctima. La policía investiga si los pasajeros actuaron como señuelos.

El delincuente lo sorprendió en Formosa y Saavedra. El trabajador del volante llegó hasta esa zona luego de que dos pasajeros abordaran el vehículo de alquiler en Alsina y Rivadavia.

Según informó la policía a El Patagónico, cuando el chofer detuvo su marcha en la zona alta del Pietrobelli fue “emboscado” por un delincuente que le apuntó a la cabeza, con un arma de fuego, para que le entregara la recaudación.

El ladrón no conforme con la amenaza le propinó al taxista un golpe en la ceja izquierda, lo que le provocó un profundo corte.

Finalmente el delincuente logró llevarse 2.500 pesos de recaudación y el teléfono celular del trabajador del volante, que luego del asalto tuvo que ser asistido por el golpe en la ceja.

En el caso tomó intervención personal de la Seccional Segunda y la Brigada de Investigaciones. Sin embargo, el taxista identificado con las iniciales C.G. decidió no denunciar el robo, por lo que la policía deberá investigar de oficio.

Los investigadores buscan establecer si los dos supuestos pasajeros habrían actuado como señuelo para finalmente desencadenar el robo y la “emboscada” en una zona oscura e insegura del barrio Pietrobelli.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico