Atacaron la casa de la joven que atropelló y mató a su novio

Un grupo de personas que no se pudieron identificar apedreó la vivienda de Julieta Silva, quien está detenida por la muerte de su novio Genaro Fortunato. "Descarto que la familia de Genaro tenga algo que ver", dijo el padre de la chica.

La casa de Julieta Silva, la joven imputada por la muerte de su novio Genaro Fortunato, fue atacada a pedradas por desconocidos, que rompieron los vidrios de una ventana y de una puerta de acceso.

El hecho ocurrió el pasado domingo en un chalet ubicado en San Rafael, Mendoza, donde desconocidos destrozaron las aberturas a pedradas.

Andrés Silva, el padre de Julieta, le restó importancia al hecho y aseguró que no es la primera vez que sucede. "No pude identificar a los agresores. Lo cierto es que este domingo cerca de las 18 escuché la rotura de los vidrios", señaló.

"No puedo arriesgar que este ataque esté relacionado con la muerte de Genaro ni quiénes fueron los que hicieron los destrozos. Descarto que la familia de Genaro tenga algo que ver con esto", contó en hombre. Además, habló de Julieta y dijo que su hija "está mal". "La fui a ver a la cárcel varias veces", agregó el hombre.

En cuanto a la causa, se espera que esta semana un especialista local le realice el estudio oftalmológico para corroborar el grado de dificultad que tiene en la visión, ya que la joven argumentó que esa trágica madrugada no vio al joven rugbier tirado sobre la calle cuando lo atropelló y lo mató.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico