Avanza el juicio político contra los jueces que dejaron impune el femicidio de Lucía Pérez

El martes se informó que la Comisión Bicameral resolvió que avance el juicio político contra los jueces Juan Facundo Gómez Urso y Pablo Viñas. "Esto es ver que de a poco se va haciendo justicia» expresó Marta, mamá de Lucía Pérez.

La Comisión Bicameral de Normas de Procedimiento para el Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios bonaerenses resolvió por unanimidad la acusación a los magistrados por negligencia, incumplimiento de deberes inherentes del cargo y parcialidad manifiesta en el juicio por el femicidio de la chica de 16 años. Aldo Carnevale, el otro juez integrante del Tribunal cuestionado, quedó exento del juicio político por haber renunciado a su cargo.

Los argumentos del Tribunal Oral Nro. 1 de Mar del Plata fueron que “la adolescente no era virgen, tenía experiencia sexual previa y un carácter fuerte” y que “Lucía no estaría con nadie sin su consentimiento”. El 12 de agosto de 2020 el Tribunal de Casación Penal de la Provincia anuló el escandaloso fallo de la absolución y ordenó la realización de un nuevo juicio.

Por el “mal desempeño en sus funciones” en mayo de 2019 un grupo de legisladores nacionales presentó ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia un pedido de jury contra los jueces del Tribunal. Lo mismo la Procuración de la Provincia, el Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, y a eso se sumó ahora la Bicameral, conformada en febrero pasado bajo la presidencia del diputado peronista Mario Giacobbe.

“Dan cuenta las denuncias de manera concordante que la niña fue drogada, abusada sexualmente y asesinada, por lo que la sentencia dictada lejos de ajustarse a derecho evidencia una clara arbitrariedad, que deja impune el femicidio”, dice el fallo de la Bicameral, que considera demostrada “supina claridad la incompetencia e incumplimiento a los deberes del cargo de los juzgadores” y que la sentencia “responde a un criterio androcéntrico (...) ya que no contemplaron la inclusión de la perspectiva de género por delitos sexuales, que dejaron pasar por alto”.

Según concluyeron los 12 integrantes (cinco senadores y siete diputados) de la Comisión, “los magistrados en lugar de juzgar la responsabilidad de los acusados por drogar y asesinar a una niña, juzgaron forzadamente la personalidad y la vida y actitudes previas de la de ella” y que lo hicieron así para “justificar lo que de manera arbitraria finalmente resolvieron, invirtiendo el onus probandi, en perjuicio de la propia víctima, en lugar de avocarse estrictamente a la conducta de los acusados”. Para la Bicameral el fallo es “androcéntrico, prejuicioso, estereotipado y ausente de la visión de género”.

EL PROXIMO PASO ES LA FECHA DEL JUICIO

“Es un paso adelante, quedan varios más, pero nuestro objetivo es que se fije una fecha para el nuevo juicio y que se logre la destitución de estos magistrados que todavía siguen tomando decisiones en relación a los pedidos de los acusados”, comentó la representante legal de la familia de Lucía a Infobae.

La familia de Lucía, de hecho, pidió hoy mismo que la Corte Suprema fije fecha del juicio político. A diferencia de la Nación, en Provincia la Bicameral tiene potestad para elevar la denuncia de juicio político ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Buenos Aires, presidido por Daniel Fernando Soria. Por lo que ahora empieza un sumario para evaluar la denuncia y eventualmente llegar al jury.

“Estamos en víspera de un juicio político”, dijo a Télam Marta Montero, mamá de Lucía Pérez, quien consideró que “el fallo que habían emitido parecía escrito por la defensa de los acusados, era aberrante”. Y agregó: “Estamos contentos, queremos que avance el jury y se los destituya; y que el nuevo juicio para juzgar a los femicidas de Lucía tenga fecha”.

El camino hacia el juicio político sigue ahora con el traslado a los magistrados acusados para que, en el plazo de 45 días, usen su derecho a defensa y, luego, se tratará la admisibilidad de la acusación; es decir, si se dispone o no la suspensión de los magistrados mientras avanza el debate definitivo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico