Camino a cumplir 30 años, el Tetratlón atraviesa todos los atractivos de Esquel

El 29 de septiembre, Esquel vivirá la 29ª edición de su Tetratlón, que conjuga el esquí con el mountain bike, el remo y el running. Se trata de una competencia deportiva de notable atractivo turístico, que recorre los paisajes más representativos de la ciudad y que este año espera contar con unos 350 participantes.

Food trucks, puestos de cerveza artesanal, una feria de artesanos y productores regionales, y un escenario que contará con la presencia de artistas locales, DJs y un locutor relatando las instancias de la competencia; completan la propuesta de la carrera de aventuras más importante de la zona.

Camino a sus primeras tres décadas de vida, el Tetratlón de la Ciudad de Esquel, conocido popularmente como “El Tetra”, consolida su proyección nacional.

LA AVENTURA DE RECORRER ESQUEL

El “Tetra” nació en el marco de la Fiesta Nacional del Esquí de 1986, cuando a Douglas Berwyn, integrante del Club Andino de Esquel, se le encomendó organizar una carrera que se iniciara en el Cerro La Hoya y concluyera en el centro del pueblo, y que permitiera mostrar los atractivos de la ciudad.

En sus orígenes, la competencia se realizaba por equipos y comprendía el pedestrismo, la cabalgata, el ciclismo y el motocross (o lo que se conoce como Enduro). Curiosamente, en el cierre del evento, los tres primeros equipos debían ingresar disfrazados a un predio, para atrapar un lechón y de esa manera consagrarse como ganadores.

Las disciplinas deportivas más competitivas se fueron imponiendo hasta llegar a esta vigésimo novena edición, que consta de 63 kilómetros totales, divididos en cuatro tramos: esquí y snowboard, mountain bike, kayak y running.

Para la edición de este año, se contará con un tramo largo y otro corto, y con una modalidad especial para personas con discapacidad. Asimismo, se contempla igualdad de oportunidades para mujeres y hombres, tanto en la propuesta como en la difusión.

UN RECORRIDO DE NIEVE Y AGUA

La traza total comienza en el Centro de Actividades de Montaña La Hoya con un tramo de trote y nueve kilómetros de esquí y snowboard de mediana dificultad. Al llegar al predio del Club Andino, la competencia continúa con 37 kilómetros de mountain bike, en un recorrido que une La Hoya con la Laguna La Zeta, que incluye rápidos descensos con dificultades en el llamado “Cañadón de los Bandidos”.

En las aguas de la Laguna, los competidores realizan siete kilómetros de remo en kayak y al salir, deben completar 13 kilómetros de running por los alrededores del espejo de agua, hasta llegar a la meta. Se estima que entre cuatro y seis horas demanda para cada competidor cumplimentar la totalidad del recorrido.

El circuito más corto, en tanto, demanda entre dos y tres horas.

Al realizarse en primavera este evento, las aguas no están congeladas y la nieve es amable para los competidores. Asimismo, el clima es propicio para la llegada de visitantes, que disfrutan de compartir la jornada completa, con atractivos para toda la familia que en el predio de la Laguna La Zeta completan una oferta imposible de eludir.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico