Carlos De Marziani asumió como rector de la Universidad

Con acompañamiento de legisladores nacionales, autoridades de Comodoro Rivadavia, gremios, organizaciones sociales y uniones vecinales asumió el ingeniero De Marziani y la vicerrectora Mónica Freile. Con fuertes discursos a favor de la defensa de la gratuidad de la educación y el trabajo sobre terreno, se hizo un balance de los 12 años de gestión que hoy consiguen continuidad.

A través de un comunicado el gobernador Mariano Arcioni y el coordinador del Ministerio del Interior de la Nación, Ignacio Torres le hicieron llegar la salutación y disculpas a las flamantes autoridades de la Universidad San Juan Bosco por no poder estar presentes en el acto de asunción. En tanto, desde la primera fila estuvieron presentes legisladores nacionales entre los que se destacaba la presencia de la diputada Ana Llanos, diputados provinciales y funcionarios junto al intendente Carlos Linares y el viceintendente Juan Pablo Luque. Mientras en toda la extensión del aula magna vecinalistas, dirigentes sindicales, estudiantes y comunidad en general acompañaron con bombos y banderas el acto.

El primero en tomar la palabra fue el rector saliente Alberto Ayape, en su discurso que dividió en dos ejes brindó un panorama de los 12 años de gestión que hoy consiguen su continuidad a través el rector Carlos De Marziani y la vicerrectora Mónica Freile.

La inclusión fue el primer eje que le permitió a Ayape recordar la situación en la que se encontró a la Universidad en octubre de 2005. “Cuando nuestro proyecto se hizo cargo de la gestión de la estructura, los estudiantes hacía ocho meses que no cobraban la ayuda económica, los comedores estaban cerrados, y el presupuesto de nación no alcanzaba para pagar la masa salarial”, apuntó incluso a los funcionarios de la gestión responsable de ese descuido quienes indicó “fueron procesados, condenados y algunos irán incluso en el próximo año a juicio oral”.

“Es de destacar la importancia de la gratuidad de la educación pública y me refiero a la Universidad como un concepto integral que promueve el acceso de las grandes mayorías a la educación superior, una de las ideas básicas del neoliberalismo es destruir la gratuidad. Las políticas desarrolladas por este gobierno nacional tienen ese sesgo pero cuando la sociedad considera que la educación es un problema de todos, entiende que es necesario liberar de cargos y aranceles a la educación. Y esto sucede porque se trata de considerarlo un bien público, un derecho social, que debe ser necesariamente garantizado por el Estado”.

“Nuestro programa de beneficios estudiantiles es el mejor de todo el sistema público universitario y eso es lo que a nosotros nos da orgullo decirlo. Tenemos 1500 becas de ayuda económica, 1600 estudiantes comen almuerzan y cenan a dos pesos el menú. Y tenemos 200 camas disponibles en los hospedajes de la ciudad para los que no pueden hacer frente al costo del alojamiento, esto es lo que yo llamó inclusión”.

“Hemos entregado certirficados de capacitación a dirigentes sindicales, uniones vecinales y otros grupos de la comunidad superando los 2000 certificados este año”, valoró Ayape.

En su segundo eje propuesto para abordar, Ayape habló de trabajo en territorio, puso en valor el recurso humano que trabajo en cada programa. ”La asociatividad con la comunidad, sindicatos y uniones vecinales, ha generado que no sea un obstáculo importante la escasez de recursos que nosotros conocemos, cada uno ha puesto lo que ha podido poner y los programas se han desarrollado”. Muestra del trabajo desplegado es la fuerza que adoptaron en la comunidad las cátedras libres, el programa de Adultos Mayores y la Universidad de Verano, explicó.

Finalmente, pidió que no se tema a la política partidaria. “En la Universidad le temen a la política partidaria, pero cuando venían ministros me golpeaban la puerta para preguntarme si pueden estar ahí. No hay que tenerle miedo a la política, si hay algo que no nos gusta de los políticos hagamos el esfuerzo por cambiarlo no nos metamos debajo de la camas”, dijo. Hubo finalmente un especial reconocimiento al senador nacional Marcelo Guinle, fallecido.

EL NUEVO RECTOR

Luego de la Jura, De Marziani tomó la palabra y brindó un discurso escueto en el cual recordó las bases de la plataforma que lo llevaron a ser elegido como rector y también realizó una crítica al ajuste que se promueve desde el gobierno nacional hacia las universidades públicas.

“El gobierno nacional entiende a las Universidades como fábricas de egresados, donde el único indicador para medir la calidad es la tasa de egresos, cuando hay muchas actividades más profundas y trascendentes en nuestra tarea, y en las ramas del saber. La Educación Superior no es una mercancía, comporta beneficios sociales y efectos extensivos que tienen un valor”, dijo.

Además, expresó la necesidad de seguir impulsando gesltiones de programas que permitan que el estudiantado sirva de apoyo y trabaje en conjunto con la comunidad para su desarrollo. “Trabajemos por una Universidad pública, gratuita, inclusiva y democrática al servicio de la comunidad”, cerró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico