Cayó la jefa sexy de la "Banda del Dron"

A Johana Gaujan se la acusa de integrar una asociación ilícita para cometer robos calificados junto a su suegro, su novio y un primo de éste, integrantes de la denominada "Banda del Dron".

Cuando le preguntaron de dónde había sacado tantas joyas, relojes y dinero, respondió, suelta de cuerpo: "Mi abuelo se ganó el Loto y me lo dejó de herencia. ¿La plata? Mi suegra la ganó en el Bingo de Berazategui".

En la fiscalía no le creyeron la primera justificación, mucho menos la segunda. Johana Gaujan, de 26 años, quedó detenida este jueves luego de pasar un tiempo prófuga. Se la acusa de integrar una asociación ilícita para cometer robos calificados junto a su suegro, su novio y un primo de éste, integrantes de la denominada "Banda del Dron".

Junto a la mujer, se entregó su suegro, Alberto Caamaño (57). "En realidad son los dos menos comprometidos con la causa, que tiene a dos prófugos", dijeron fuentes del caso a Clarín.

Todos, los cuatro, tenían pedido de captura desde principios de julio. Habían estado detenidos los primeros días de mayo, pero al no encontrarse elementos que los implicara directamente con la denuncia original, fueron liberados. Ella, con un dato destacado en su ficha: entró a la Policía Bonaerense el 5 de mayo de 2014 y se le dio la baja el 10 de julio de 2016, acusada de robar autos en sus días de franco.

LOGISTICA MILLONARIA

Esa primera denuncia, de un ciudadano de nacionalidad japonesa, de 81 años, quien a las cuatro de la madrugada del 21 de abril pasado fue asaltado por cuatro ladrones en su casa de la calle 420 y ruta 36, en la zona de Arturo Seguí, La Plata.

Decía que una banda de muchachos jóvenes, encapuchados y muy violentos, le habían hecho una entradera. Y que, como dato curioso y singular, había advertido la presencia de un dron sobrevolando el barrio, de día y de noche, los días previos al robo.

"En esos primeros allanamientos no se encontraron elementos que los comprometiera directamente, pero sí notamos la presencia de muchos objetos de valor y muchísimo dinero en efectivo. Por eso les seguimos el rastro...", agregaron desde la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 15, a cargo de la Cecilia Corfield.

En el barrio había sorpresa por el nivel de vida de la familia. Un comerciante declaró que les extrañaba la presencia de vehículos sospechosos los días de los robos: una camioneta Volkswagen Amarok blanca, otra Toyota Hilux blanca, un auto Volkswagen Scirocco negro, un Peugeot 208 rojo y un Peugeot 308 blanco.

Incluso en ese primer allanamiento se secuestraron cadenitas de oro de gran porte y valor, anillos, aros y relojes de oro, todos de primeras marcas, guantes de tela y de látex, precintos, teléfonos celulares, seis bicicletas alta gama con numeración de registro suprimida, llaves navaja, una escopeta calibre 28, ruedas de cuatriciclos, un par de zapatillas de una víctima y cuchillos

La publicación del botín en los medios permitió darle fuerza y sentido a la investigación y al seguimiento de la banda. Y así se pudo constatar que la organización se había movido de zona pero seguía con los asaltos. El 10 de julio se repitieron los allanamientos pero los sospechosos ya no pudieron ser ubicados.

A partir de allí, Gaujan, Caamaño, Emiliano Caamaño (novio de la joven) y su primo Facundo Lucano pasaron a tener pedido de captura. La Cámara de Apelaciones rechazó los pedidos de eximición de prisión que ya había denegado Marcela Garmendia, titular del Juzgado de Garantías N° 5 del Departamento Judicial La Plata.

"Se presentaron imprevistamente y se dispusieron a declarar", confirmó Corfield. Alberto Caamaño, con una condena previa por juicio abreviado en una causa por asociación ilícita, tampoco habría podido explicar algunos movimientos de dinero ni pertenencias. Y las declaraciones de los dos “se contradicen en varias cuestiones”, concluyeron las fuentes.

Los otros dos sospechosos serían los autores materiales de los violentos asaltos. Todos están acusados de “asociación ilícita y robo calificado”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico