Cómo realiza los cálculos el Indec

El Indec (Instituto Nacional de Estadística y Censos) en su informe “Condiciones de vida vol. 2 nº 4 Incidencia de la pobreza y la indigencia en 31 aglomerados urbanos” explicó cómo se mide la pobreza.

“La información que se difunde está producida con la metodología de cálculo de la pobreza que se ha estado utilizando desde 1992, es decir, con una valorización de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y de la Canasta Básica Total (CBT) comparada con los ingresos de los hogares relevados por la Encuesta Permanente de Hogares. Desde 2016, la medición introdujo la actualización de la línea de indigencia y de pobreza con base en la composición de la CBA resultante de la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGHo) 1996/97. Dicha composición fue validada, en términos de la estructura alimentaria, con el patrón de consumo que surge de la ENGHo 2004/05. La relación entre la CBA y la CBT se deriva, a su vez, de esta última (2004/05)”.

Respecto a la indigencia, el Indec “procura establecer si los hogares cuentan con ingresos suficientes como para cubrir una canasta de alimentos capaz de satisfacer un umbral mínimo de necesidades energéticas y proteicas. De esta manera, los hogares que no superan ese umbral o línea son considerados indigentes”.

El instituto aclara que “dado que los requerimientos nutricionales son diferentes según la edad, el sexo y la actividad de las personas, es necesario hacer una adecuación que refleje las características de cada individuo en relación con esas variables, para lo cual se toma como unidad de referencia al varón adulto, de 30 a 60 años de edad, con actividad moderada. A esta unidad de referencia se la denomina adulto equivalente’ y se le asigna un valor igual a uno”.

De esta forma, un adulto para no ser indigente en diciembre necesitó $2.221,58. En tanto para no caer en la pobreza tuvo que superar los $6.331,50 y así satisfacer el valor de la Canasta básica de Alimentos y la necesidad de otros bienes y servicios como vestimenta, transporte, educación, salud, etc.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico