Cómo será el protocolo de la vuelta a La Saladita

La feria estará habilitada viernes y sábado, de 9 a 18, con personal policial para que se respeten las normas sanitarias. Solo atenderá un feriante por puesto, con barbijo, alcohol en gel y respetando el distanciamiento social. No habrá bateas para la basura.

La Saladita volverá a tener actividad después de que fuera cerrada a partir del incremento de casos positivos de coronavirus en Comodoro Rivadavia. La vuelta será mañana con un estricto protocolo sanitario para cuidar tanto a los vendedores como a los compradores. Para eso se acordó contratar adicionales policiales para que controlen que se cumplan con las medidas dispuestas por las autoridades de la Salud. El viernes habrá cuatro adicionales y sábado trabajarán seis debido a que se estima que en esa jornada aumenta la circulación de clientes.

El pago de los efectivos policiales se realizará bajo el aporte de los feriantes. Las personas que venden ropa usada pagará 50 pesos y los que venden productos nuevos deberán abonar 200 pesos por stand. Esta tarea estará a cargo de ocho delegados distribuidos a lo largo del paseo informal del barrio Quirno Costa. Cada vez que un feriante pague, se le emitirá un comprobante que tiene sellos que certifican su aporte a la seguridad, explicó Ruth Torres, delegada de La Saladita, en diálogo con El Patagónico.

La asistencia tanto para compradores y vendedores será bajo terminación de DNI y se deberá usar barbijo o tapabocas. Los feriantes tendrán que tener alcohol en gel en sus stands y cumplir el distanciamiento social por lo que solo habrá una persona por espacio de venta. También deberán asegurar que los compradores no se amontonen en su stand.

NO HABRA BATEAS

En esta reapertura del paseo informal del barrio Quirno Costa no contará con el servicio de bateas y se apelará a la responsabilidad individual. “Las bateas no van a estar porque es algo inútil. Toda la pandemia nosotros no estuvimos y la basura siempre estuvo en el boulevard pero la feria no estaba funcionando. No sabemos quién la tiraba ahí, pero nosotros no fuimos”, afirmó Torres.

“La gente tiene que llevarse su basura. Algunos tienen su vehículo y los otros se tienen que llevar su basura. Tienen que dejar el espacio limpio para evitar ese tipo de desorden. Ya sabe la gente que tiene que tener su tacho de basura para cuando se vayan se lo llevan. Es así. Tenemos que apelar a la responsabilidad de la gente”, subrayó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico