Con el robo de vacunas quedó expuesta la fragilidad del sistema sanitario

Los abogados defensores criticaron la falta de argumentos en la resolución de la jueza federal Eva Parcio, así como falta de precisión en las fechas e hipótesis que no se pueden afirmar. 

En la audiencia de este miércoles por el robo de vacunas en el Hospital Regional quedó expuesta la fragilidad del sistema sanitario de Chubut. La denuncia por la falta de 30 dosis de Sputnik V se realizó el 1 de febrero por parte de la titular del Area Programática Sur, Miryám Monasterolo, después que la encargada de la Cámara de Vacunación del Hospital Regional, Daniela Cocha, corroborara en su planilla de Excel –elaborado por ella misma en forma precaria- que había vacunas que no estaban.

A partir de allí se abrió una investigación que recayó en el fuero federal y la jueza Eva Parcio decidió imputar a 26 personas del sistema de Salud y del Sindicato de Camioneros de Chubut.

La audiencia de apelación se llevó a cabo este miércoles en la Cámara Federal con El Patagónico como único medio presente. El tribunal estuvo conformado por Javier Leal de Ibarra y Aldo Suárez, quienes escucharon los argumentos de los abogados defensores para pedir el sobreseimiento de los 26 imputados con distintos grados de participación. La Fiscalía Federal estuvo representada por Norberto Bellver.

“DICE MUCHO PERO NO DICE NADA”

El debate se caracterizó por las críticas de los representantes de los procesados a la resolución de Eva Parcio. Según Guillermo Iglesias - abogado de los integrantes del Sindicato de Camioneros y del jefe de Epidemiologia del Hospital Regional, Jorge Benítez-, la decisión de la jueza federal “dice mucho pero no dice nada”, poniendo como ejemplo que “se acreditó que (Analía) Muñoz (enfermera y principal acusada por el robo de vacunas) y (Gabriela) Torres (compañera de Muñoz) vacunaron a los integrantes de la lista (que fue encontrada en un mail correspondiente al Sindicato de Camioneros). Eso es una hipótesis, no lo puede afirmar. Ella piensa que se vacunaron. Del relato del hecho no surge el faltante de la primera dosis. ¿Qué argumento tiene ella? Dice que, en ese contexto de desorden, Muñoz se apropió de la vacuna para vacunar a Camioneros”.

Iglesias también consideró que la jueza “tiene que ser un árbitro” y aseveró que no tenía ninguna prueba. “Es un vacío de contenido”, afirmó.

Uno de los puntos centrales de los cuestionamientos a la determinación de Parcio fue que no se logra explicar cómo se hizo para mantener las vacunas (deben permanecer a menos de 18 grados Celsius para que no pierdan). “Hay protocolos que se deben seguir para que se pueda mantener las vacunas. En el Sindicato de Camioneros no hay freezer”, afirmó.

SESGO IDEOLOGICO Y POLITICO

El defensor también afirmó que la decisión de Parcio tiene una connotación distinta al derecho. “Esta es una resolución ideológica y política”, afirmó y sostuvo que “esto fue vox populi porque hay mucho reproche moral (debido a la supuesta vacunación en el Sindicato de Camioneros)”.

En este sentido, Iglesias recordó que los diputados provinciales Manuel Pagliaroni y María Andrea Aguilera presentaron un proyecto de ley para declarar la investigación de Parcio de interés legislativo. “Si esto no es un hecho político, que alguien me lo explique”, subrayó.

También cuestionó la medida que imposibilita a sus defendidos salir de la ciudad. El abogado explicó que esa acción se toma cuando un juez cree que los acusados están cerca de recibir una condena. Además, criticó que esta medida complicó la actividad sindical de Camioneros.

Otro de los puntos que reprochó Iglesias fueron los embargos (en el caso de Camioneros iban desde 1.300.000 y 1.500.000 pesos, mientras que Benítez fue embargado por 500 mil pesos), ya que “la vacuna tiene un valor simbólico que es de 10 dólares”.

PLACEBO

Asimismo, el abogado defensor cuestionó que no se explica de dónde se determina que se haya pedido dinero para vacunar y que Parcio tome las declaraciones de Jorge Taboada, secretario general de Camioneros, y otros integrantes de la cúpula del gremio en una radio, como una confesión.

Recordó que en la emisora “Analía Muñoz dijo que a Camioneros le había puesto placebo. Y esto coincidiría con un análisis que se hizo una de las imputadas y le dio 7.5 de anticuerpos”.

El letrado también recordó que los allanamientos se hicieron antes de que se colocara la segunda dosis de Sputnik V. “No se vacunaron; ese delito nunca aconteció”, aseguró.

CRITICAS A BELLVER

Norberto Bellver no quedó afuera de las críticas. Es que el fiscal federal suscribió todo lo que estaba en la resolución de Parcio, lo que significó la contestación de los abogados defensores. “El fiscal lo resuelve antes. No confronta y no contesta lo que nosotros le proponemos. El sostiene la decisión de la magistrada”, cuestionó Iglesias.

“Litigamos contra el juez y tendríamos que ser entre las partes. Que el fiscal nos diga que Benítez no diga que es el máximo responsable de la cámara de vacunación ¿quién lo dijo eso? Debería ser una exigencia saberlo”, agregó.

Y cerró: “si nosotros litigamos sin escucharnos, es muy difícil”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico