Controles en yacimientos para relevar pasivos ambientales

El plan de control está a cargo de la subsecretaría de Ambiente Municipal. Se busca poder determinar los alcances y responsabilidades sobre el pasivo ambiental y para ello se trabaja en la elaboración de un mapa de pasivos ambientales de la ciudad. En la primera parte de la intervención se concretaron 37 actas de infracción.

Este jueves por la mañana, en instalaciones de Club Huergo, se brindó una conferencia de prensa sobre el plan de medioambiente que lleva adelante la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, específicamente en lo que se refiere al relevamiento de pasivos ambientales generados por la industria hidrocarburífera.

Hicieron referencia al tema el secretario de Gobierno, Modernización y Transparencia, Sergio Bohe; el subsecretario de Ambiente, Nicolás Coluccio; la coordinadora de Ambiente, Jordana Mrla; y el director general de Minas e Hidrocarburos, José Krause, quienes estuvieron acompañados por los concejales, Ariel Montenegro y Ezequiel Cufré, entre otros funcionarios.

En primera instancia, Bohe resaltó que dicha estrategia ambiental forma parte de un compromiso asumido en campaña por el intendente Othar Macharashvili y el viceintendente Maximiliano Sampaoli. “Era un núcleo fundamental de la agenda estratégica y como primer punto de ese compromiso presentado hace más de un año, en el mes de mayo del 2023, estaba contemplado el relevamiento de los pasivos ambientales, que tienen que ver tanto con la actividad industrial como con toda la actividad humana desarrollada en el Golfo San Jorge y particularmente en la ciudad en la que convivimos con la actividad extractiva, con la actividad petrolera, con la actividad de la pesca, y con toda la actividad Industrial “.

COMO SE HICIERON LOS CONTROLES

Al referirse a la metodología de abordaje y a los controles, explicó que la subsecretaría de Ambiente dispuso un equipo técnico con más de 18 trabajadores municipales, que se constituyeron como inspectores ambientales con seis móviles a fin de recorrer las distintas locaciones y yacimientos.

En esa línea, felicitó al personal al expresar que “el trabajo de los agentes municipales, de los profesionales, de los técnicos, de los administrativos, fue y es muy importante”. Asimismo, Bohe resaltó la interacción que tiene la subsecretaría también con las instituciones educativas como medio para discutir y poner en valor la trascendencia del medio ambiente. “Es una ciudad petrolera, portuaria y que tiene una fuerte actividad industrial. Muchas veces ha sido dejada al costado, pero hoy tenemos la necesidad de darle centralidad a esta cuestión, a través de un cronograma que es muy ambicioso. Tenemos que seguir paso a paso para darle certeza, trazabilidad, previsibilidad y sustentabilidad a nuestra ciudad”, puntualizó.

EL NUEVO MENSAJE

Por su parte, el subsecretario Coluccio remarcó que la línea de trabajo surgió de un eje de campaña del Ejecutivo Municipal, a la vez que expresó que “hoy estamos haciendo realidad ese control y esa iniciativa de empezar a hablar los temas ambientales en la ciudad desde otro lado, no porque no se haya hecho bien, sino porque hoy nos estamos encontrando con que los chicos, que son los multiplicadores del mensaje ambiental, manejan otras formas. Por eso en el mes del ambiente realizamos una masterclass, que no solo fue presencial, sino virtual para que los chicos se puedan conectar por streaming”.

“Vamos a controlar el resto de las actividades que se desarrollan dentro de la ciudad como la actividad Industrial, que tiene un gran desarrollo y un impacto en el ejido municipal bastante avanzado, particularmente por el tema de pasivos”, dijo en cuanto a los alcances del relevamiento. “Históricamente –contextualizó-, tenemos una ciudad que fue creciendo sobre una industria que tiene más de 117 años y eso nos generó que hoy tengamos un desarrollo urbanístico desordenado. Hay más de 6000 pozos perforados dentro del ejido municipal, algunos de ellos abandonados, otros inactivos y otros en producción, lo que genera que el desarrollo o la planificación estratégica de la ciudad tengan que ir de la mano de esta actividad que ya está instalada, a lo que se suma el impacto de las viejas operaciones que generaron situaciones de riesgo y ambientales, que hoy configuran un pasivo ambiental importante”.

Finalmente, el funcionario se refirió al fundamento del relevamiento al explicitar que “para poder determinar las responsabilidades sobre el pasivo ambiental y generar acciones, obviamente, primero hay que tener el conocimiento acabado de cuál es el alcance de ese pasivo ambiental, y esa es la tarea que inició el equipo de la subsecretaría y que vamos a continuar arduamente como para poder lograr un mapa de pasivos ambientales de la ciudad”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico