Cotillo prometió a municipales pagar los salarios en término

El intendente electo de esta ciudad, Fernando Cotillo, mantuvo ayer una extensa reunión con miembros de comisión directiva y cuerpo de delegados del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales en procura de adelantarse a la toma de decisiones para solucionar el crónico conflicto laboral que en ese ámbito se registró prácticamente durante toda la gestión del jefe comunal saliente, Facundo Prades.

Caleta Olivia (agencia)

El encuentro que tuvo lugar en la sede del gremio ubicado en el límite de los barrios Unión y Gregores estaba previsto para las 11 pero comenzó recién a las 13:15 y se extendió por más de una hora.

La demora se debió a que había acudido a la Secretaría de Hacienda para solicitar un pormenorizado informe de las cuentas que le iban a delegar pero, luego de esperar mucho tiempo, le dijeron que recién podría disponerlas al promediar la tarde.

De todos modos, el referente del Frente de Todos decidió cumplir con el compromiso que había asumido con los municipales y en términos generales no les pidió que levantaran las medidas de fuerza que siguen vigentes, acatadas por casi el 80% de los obreros y empleados, pero sí les solicitó que esperaran hasta la semana próxima para darles a conocer propuestas que viene elaborando para poner fin a la situación conflictiva.

No dio precisiones sobre las mismas ya que, explicó, primero quería conocer “lo números” que le deja el radical Facundo Prades y la cantidad de nuevos empleados que fueron incorporados en los últimos años ya que algunos delegados del gremio aseguraron que son más de 400, en su mayoría contratados, y que incluso muchos ni siquiera viven en Caleta Olivia.

Cotillo también indicó que necesitaba conocer qué cantidad de vehículos, máquinas viales y herramientas dispone hoy el municipio y cuál es estado en que se encuentran.

RESPONSABILIDAD CON EL TRABAJO

En lo que respecta a los salarios, habida cuenta que desde hace muchos meses se vienen pagando con ostensibles demoras, indicó que se hará una planificación ordenada para que se abonen en término en base a tratativas con el gobierno provincial, pero también dejó en claro que será exigente en hacer cumplir las responsabilidades laborales.

De todos modos, dejó sentado que se procurará mantener un diálogo abierto ya que “no venimos a pelearnos con nadie, sino a mirar para adelante, aunque tengamos que discutir”, parangonando con la experiencia de sus anteriores gestiones cuando también tuvo que afrontar difíciles realidades.

Además, les pidió “que nos dejen primero entrar a la municipalidad para investigar en qué estado se encuentra y definir planteos y opciones porque no nos gustaría estar como ahora, con ustedes que no saben en qué fecha de cada mes van a cobrar sus sueldos”.

“Tratemos de arrancar bien porque si lo hacemos con vicios, estos van creciendo y de esa situación no salimos más”, les expresó en otro pasaje de su exposición, precisando además que se le ofrecerá un plan de pago de la deuda que el Ejecutivo mantiene con el gremio ya que “no se puede pagar 17 millones en una sola cuota”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico