"De ida iban muy concentrados y de vuelta estaban todos festejando"

El piloto nacido en Comodoro Rivadavia y criado en Rada Tilly Mateo García, fue el encargado de llevar a Ecuador a la selección argentina de fútbol y le contó a El Patagónico cuales fueron las sensaciones de esta importante labor.

Mateo García nació en Comodoro Rivadavia hace 27 años y desde temprana edad se mudó a Rada Tilly junto a su familia. De padre piloto, el joven pasó gran parte de su vida entre aeronaves en el Aeroclub Comodoro Rivadavia donde su progenitor al día de hoy continúa en la institución.

El joven que estudió en el Abraham Lincoln y el Instituto Austral desde chico supo lo que quería y a los 16 años comenzó a pilotar aviones en el aeródromo, para luego trasladarse a Buenos Aires para profesionalizarse siendo a los jóvenes 21 su primer contacto profesional.

Según comentó a El Patagónico el piloto empezó haciendo carrera trabajando en distintas empresas: “para hacer experiencia hay que volar y fui piloto en Panamá, también estuve trabajando para un avión privado y a mitad de este año más o menos ingresé a la empresa Andes”.

Con un tono calmo y muy profesional este joven detalló que la empresa para la que trabaja hace vuelos chárter y hace pocas semanas recibió una noticia importante: “me llamaron para decirme que íbamos a trasladar a la selección, la verdad que no soy muy fanático pero la selección es la selección y sabía que era importante este viaje”.

A pesar de llevar a figuras como Lionel Messi, Paulo Dybala o Sergio Romero Mateo aseguró que a la hora de volar: “sabía que era importante este viaje pero cuando estoy volando se me olvida eso y mi único objetivo es llegar a destino”.

El joven comodorense aseguró que a pesar de la calidad de jugadores no pidió autógrafos ni fotos: “al solicitar un vuelo chárter se busca tener intimidad y que no se moleste a los jugadores, por eso yo no los molesté. A la ida iban muy concentrados y a la vuelta venían celebrando, muy alegres”, recalcó.

Embed

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico