Denuncian maltrato de perros que son utilizados para paseos en trineo

Los veterinarios constataron que la mayoría de los animales presenta "delgadez extrema y sarna" y, además, no están vacunados, castrados ni desparasitados. Una ONG denunció el caso y la Justicia ya intervino para salvar a los 42 Alaskan Husky.

Una protectora de animales denunció a los administradores de un centro invernal de Tierra del Fuego por maltratar a 42 perros que eran utilizados para realizar paseos en trineos.

Los proteccionistas de “Patitas Tolhuin” encontraron a los perros extremadamente delgados, sin vacunas, con sarna y sin ser desparasitados en el centro invernal “Valle de Lobos”, ubicado a unos 20 kilómetros de Ushuaia.

Según la denuncia, la entidad se enteró de la situación por publicaciones repetidas en redes sociales de turistas que visitaron el lugar el último año, por lo que el 24 de enero fueron a ver qué ocurría y hallaron perros “en caniles cerrados con tejido de alambre romboidal, piso de cemento y cuchas construidas a partir de tambores plásticos”.

“Algunos animales se encontraban atados con cadenas dentro de los caniles. Estaban delgados, apáticos y en el lugar había deposiciones líquidas”, afirmaron en su denuncia María Rosa Martínez y Susana Beatriz Sosa, en representación de la ONG.

También señalaron como responsable de la situación al administrador, Walter Callo, quien utiliza los perros para realizar actividades turísticas y recreativas en el centro invernal.

Una segunda visita, el 11 de febrero, incluyó la presencia de la veterinaria Silvia Spada e integrantes de entidades protectoras de Río Grande y corroboró el mal estado en que se hallaban los animales.

El fiscal de Ushuaia, Eduardo Urquiza, dio curso a un requerimiento de instrucción que fue elevado al juez penal de turno, Javier de Gamas Soler, confirmaron fuentes judiciales y señalaron que la causa es por “infracción a la ley nacional 14.346, que prohíbe los malos tratos y actos de crueldad hacia los animales”.

Urquiza solicitó un informe veterinario sobre los perros para determinar la raza, peso, estructura y porte de cada uno, el estado de salud y otros datos de interés para el caso.

El centro invernal “Valle de Lobos” es uno de los más tradicionales de las afueras de Ushuaia y su propietario histórico, Juan “Gato” Curuchet, hace tres años que no vive en la provincia y le alquiló las instalaciones a Callo.

Curuchet dijo a una radio local que viajará a la ciudad para mediar en el conflicto y que a raíz de la intervención de la entidad “muchos de los animales ya están hoy en mejor estado” y “fueron desparasitados y vacunados”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico