Denuncian que dos policías corrían picadas y atropellaron a dos niños

Ambos conductores fueron demorados y los sometieron a pruebas de dosaje sanguíneo y exámenes de orina para determinar si conducían bajo la influencia del alcohol o del consumo de estupefacientes.

Caleta Olivia (agencia)

Un accidente de tránsito causado por dos policías en estado de ebriedad, se registró durante la tarde-noche del martes en Gobernador Gregores.

El informe difundido por el servicio informativo de la emisora radial LRA 59 de esa localidad, da cuenta de que alrededor de las 21, un agente en actividad y otro retirado corrían una picada con sus respectivos automóviles por calles de esa localidad.

Al llegar a la esquina de Perito Moreno y O’ Higgins, los autos se habrían rozado levemente y uno de ellos chocó contra el cerco de una vivienda, dañando una reja metálica y volteando varios bloques. Lo más grave es que además atropelló a dos menores de edad que caminaban por la vereda.

En vez de descender para asistirlos, el conductor escapó con su auto, ya que a pesar de que el vehículo sufrió destrozos, estaba en condiciones de continuar circulando.

A pocos minutos de ocurrido el incidente, tras el alerta que dieron los vecinos, personal policial que se hallaba de guardia en la comisaría salió en búsqueda de fugitivo. Lo halló a pocas cuadras ya que su automóvil no pudo continuar avanzando.

El otro rodado involucrado quedó en el sitio del accidente y su chofer -cuya identidad no trascendió- evidenciaba aliento etílico.

En tanto, los menores de edad fueron trasladados a la guardia de Hospital Zonal donde se constató que habían sufrido lesiones leves, pero igualmente quedaron internados en estado de observación.

Fue el jefe la dependencia, comisario Felix Inostroza, quien confirmó que los conductores tenían aliento etílico y que el policía retirado, cuyo apellido sería García fue demorado en forma preventiva. Quedó a disposición del Juzgado de instrucción de Puerto San Julián.

Por otro lado, el jefe policial indicó que a ambos conductores se le practicaron dosajes sanguíneos para establecer el grado de alcoholemia. También fueron sometidos a exámenes de orina para determinar la posibilidad de que hubieran estado bajo los efectos de algún tipo de estupefacientes.

Las muestras que iban a ser peritadas en un laboratorio de Puerto San Julián, fueron enviadas a través de la División Criminalística de la institución policial y se esperaba que esta misma semana el juzgado interviniente cuente con el resultado de los análisis.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico