Denuncian que el fiscal Rivarola ignoró un alerta por pornografía infantil

Pese a una alerta internacional emitida el 2 de abril -dándose aviso a la fiscalía chubutense en el mes de mayo-, un médico forense imputado por consumir material de una red de pornografía infantil recién fue apartado de su cargo en octubre.

El fiscal Fernando Rivarola se halla nuevamente en el centro de la escena, tal como le ocurriera cuando tuvo por suerte investigar hace más de cuatro años la desaparición en la cordillera de Santiago Maldonado. Trasladado a Rawson, ahora piden su destitución en el Consejo de la Magistratura por un caso de pornografía infantil. También es el mismo que profirió aquella infeliz frase de “desahogo sexual” cuando definía la suerte de los acusados de una “violación en manada” ocurrida en Playa Unión.

En la capital de Chubut, Rivarola está al frente de la Unidad Fiscal Especializada en Cibercrimen y Ciberdelito de Chubut. En tal condición recibió el aviso sobre el médico forense que consumía pornografía infantil en mayo, pero ninguna autoridad judicial fue anoticiada de las sospechas contra el funcionario, cuyo domicilio en Trelew recién fue allanado el 8 de julio. Tres meses después de secuestrar el material se le dio aviso al Superior Tribunal de Justicia.

LA DENUNCIA

Por esta razón la titular de Red Alto al Tráfico y la Trata (RATT), Viviana Caminosm, elevó una denuncia al Consejo de la Magistratura contra Rivarola, pidiendo que “se realice una investigación por una serie de hechos y posteriormente se realice su destitución”.

Afirma que “no solo Rivarola no avisó de la situación (del médico) al Superior Tribunal de Justicia y permitió que revise ginecológicamente a menores, sino que intentó acallar el caso y solucionarlo en forma silenciosa, a lo que se suma que incluso no había siquiera peritado los dispositivos, lo cual era fundamental. Esto es un actuar gravísimo, ya que al no cumplir con su deber de investigar, estaba incluso evitando poder analizar si el delito no es aún más grave”, argumentó.

“El Dr. Rivarola es fiscal desde hace años y sabe perfectamente las funciones que cumplen los médicos forenses e incluso el mismo ha trabajado en casos de abuso infantil, por lo que sabe el tipo de peritajes que les deben realizar. En consecuencia, ¿por qué no dio aviso inmediato al doctor Mario Vivas que es el presidente del Superior Tribunal de Justicia? Para esto no era necesaria una condena ni nada por el estilo. El debió avisar en forma urgente al Superior Tribunal para que también en forma inmediata lo aparte de esas funciones”, reclamó.

“NO PRIORIZA EL CUIDADO DE LOS MENORES”

En su denuncia, Caminos consideró “gravísimo que un funcionario público -y más un fiscal general- no priorice el cuidado de los menores, lo cual es un deber. Si el Fiscal General Rivarola no solo no dio aviso a los organismos de protección de los menores, como son la Asesoría de Menores entre otros, sino que tampoco dio aviso al Superior Tribunal para que separe a este médico de la revisión de menores, estamos ante un caso muy complejo”, añadió.

“¿El Dr. Rivarola tenía tiempo de negociar un juicio abreviado y no tenía la posibilidad de avisar al Superior Tribunal de Justicia? ¿Por qué el Dr. Rivarola negocia un juicio abreviado cuando tiene la prueba plena del delito?”, se preguntó la denunciante.

“¿Cuál es la motivación que lo lleva a buscar un arreglo en un caso como éstos? ¿Por qué ocultó o al menos disimuló el caso? ¿Por qué buscaba que el caso no se haga público? ¿Por qué negociaba hasta la renuncia del médico para evitarle un sumario?”, insistió Caminos.

Fuente: El Chubut

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico