Denunció una "fiesta clandestina" y fue brutalmente agredida 

Ocurrió en Córdoba, en el  barrio Boulevares de Horizonte donde se celebraba una  fiesta clandestina. Todo terminó  golpes, heridas, y un auto destrozado a piedrazos. La víctima fue una vecina que denunció a los jóvenes por transgredir las normas.

La mujer estaba cansada de los fuertes ruidos de su vecino, y arrancó por pedirle que baje la música. Allí notó que no era un asado entre amigos, sino quehabía una fiesta de unas 30 personas.

Ante el llamado de la mujer, abrieron la puerta y, sin mediar palabra, comenzaron a golpearla con violencia. A pesar de que el país está en alerta roja tras la llegada de la Segunda ola de contagios de Covid-19, las fiestas clandestinas se siguen realizando con regularidad. Esta no sería la primera reportada en el mes de mayo. Hubieron bastantes que fueron interceptadas, pero esta de Córdoba cruzó los límites.

"Una mujer me empujó y me golpeó en la cara y en el cuerpo. Yo me voy y llamo a la Policía. Me empezaron a romper el auto. Intento meterme dentro del vehículo, pero apareció un hombre, me pegó dos trompadas y me tiró al piso", contó la víctima a Cadena 3.

Según se supo, la Policía desarticuló la fiesta, pero no hubo ningún detenido, a diferencia de otras fiestas que varios acabaron en la comisaría. La víctima sufrió varias lesiones en su cuerpo, sobre todo en su rostro y cabeza. Le tuvieron que hacer dos puntos de sutura en el tabique nasal, tiene el labio superior partido, y además un hematoma en la cabeza.

La mujer, en su testimonio, también denunció que le patearon el auto y tiraron una piedra del lado del conductor:"Fue con la intención de matarme", aseguró. Ahora, la víctima teme por su seguridad, debido a que los agresores saben dónde vive, y pidió protección a la fiscalía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico