Detalles de la denuncia de agresión sexual contra Conor McGregor

El irlandés ya fue liberado mientras la causa avanza. La Justicia ya le realizó análisis a él y a la supuesta víctima y espera para revisar el contenido de las cámaras de seguridad

Este fin se semana el ex luchador Conor McGregor fue detenido mientras disfrutaba de unas vacaciones en la isla francesa de Córcega como sospechoso de intento de agresión sexual y por exhibición sexual, según confirmó la fiscalía de Bastia, debido a un episodio que tuvo lugar el 6 de septiembre en la ciudad portuaria de Calvi, Córcega. Luego de una jornada de incertidumbre por la falta de información oficial, este domingo se conocieron detalles de la denuncia que ayudan a comprender en que clase de conflicto está ahora involucrado el irlandés.

La ex estrella de UFC ya fue puesta en libertas luego de haber sido sometido a diversos análisis por la policía francesa, cuyos resultados se sabrán en las próximas horas. France 3 Corse, principal emisora de televisión de la zona, reveló que la víctima, cuya identidad se mantiene en secreto, denunció al ex deportista por haberle mostrado sus partes íntimas en un bar de la zona.

Según parece, McGregor estaba bajo los efectos del alcohol: “Según un testigo que habló con el denunciante esa misma noche y a quien pudimos interrogar, McGregor, acompañado por sus guardaespaldas, presuntamente exhibió sus partes íntimas a la joven sin su consentimiento mientras ella hacía su camino hacia los baños del bar”, señala un informe del medio galo.

“Se realizaron pruebas físicas clave al sospechoso, pero los resultados no se conocerán hasta después del fin de semana”, explicó este domingo una fuente oficial de la investigación en declaraciones citadas por el sitio británico Daily Mail. “Estas pruebas son de naturaleza rutinaria después de incidentes como este, pero llevan tiempo para asegurarse de que no haya dudas al respecto”.

La policía realizó análisis a la víctima y al ex deportista de 32 años y no sólo espera esas pruebas, sino además lo que puedan aportar las cintas de seguridad, ya que el bar tiene cámaras en prácticamente todos las zonas. Además, no se descarta que alguno de los clientes haya captado el momento con sus celulares, ya que había varias personas allí.

“Conor McGregor niega enérgicamente cualquier acusación de mala conducta. Ha sido entrevistado y puesto en libertad”, dijo un representante del peleador en diálogo con TMZ Sports.

No es la primera vez que The Notorius es objeto de una investigación de este estilo. En octubre de 2019, la Justicia irlandesa por una presunta agresión sexual a una mujer afuera de un pub de Dublín. También lo fue en marzo de ese año, tras un suceso que ocurrió en un hotel de Europa. En ambas ocasiones fue arrestado y, posteriormente, liberado tras prestar declaración.

Y no es el primer contratiempo que tiene McGregor en este viaje de 180 kilómetros que hacía junto a su prometida Dee Devlin para crear conciencia sobre la seguridad del agua, ya que en las últimas horas se quejó a través contra la empresa líder de las artes marciales mixtas (MMA) y la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos (USADA, por sus siglas en inglés) por un control antidoping sorpresa.

“¿Qué está pasando aquí, UFC? La USADA acaba de llegar a mi yate esta mañana para hacer pruebas. ¡Estoy retirado, chicos! Pero adelante, les permitiré que las hagan. ¡Es todo natural aquí, bebé! Por siempre y para siempre, Dios los bendiga ¡Mañana haremos 180 kilómetros a través del Mar Mediterráneo! ¡Vamos!”, escribió en una publicación en Twitter en la que adjuntó dos imágenes donde se ven la carta de la USADA y los recipientes para los test antidopaje.

McGregor había anunciado su retiro en junio, siendo la tercera vez en cuatro años – las otras dos fueron en 2016 y 2019– en que comunicaba su adiós de los octágonos. Pero en esas dos ocasiones dio luego marcha atrás en sus planes y también había rumores de que podía volver en 2021, publicó Infobae.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico