Detuvieron a "Popó" Barrientos por el asalto a tiros a dos jóvenes

Leandro Barrientos, hermano del condenado Denis "Gato" Barrientos, fue detenido ayer por la Brigada de Investigaciones acusado de haber asaltado el sábado junto a un cómplice a dos jóvenes en las 1008 Viviendas. En el robo, además de quedarse con una mochila y un teléfono celular, le disparó en las piernas a una de las víctimas, pero no le acertó. En el patio de su casa ayer también se secuestró una moto robada.

Un gran despliegue policial con efectivos de las fuerzas especiales corriendo por los techos sorprendió ayer en horas del mediodía a los habitantes de la calle Cabo Valdés del barrio Isidro Quiroga. Los investigadores buscaban a Leandro “Popó” Barrientos (22), quien había sido sindicado como el autor de un robo a mano armada que ocurrió el sábado por la noche.

Las fuentes de la investigación informaron a El Patagónico que Barrientos junto a otra persona no identificada hasta el momento cometieron un asalto en el sector 3 del complejo habitación del barrio 30 de Octubre.

Eran las 22:40 cuando la víctima de 19 años y su amigo caminaban por el sector y fueron abordados por dos sujetos. Uno de ellos portaba un arma, y tras amenazarlos los delincuentes se alzaron con la mochila y el teléfono celular, marca Samsung, del denunciante.

Según los testimonios recolectados por el personal de la Brigada de Investigaciones, Barrientos antes de irse habría efectuado un disparo en las piernas al joven, que no fue alcanzado por el proyectil. Luego, junto a su cómplice huyó con rumbo desconocido.

Tras las pesquisas se determinó la posible autoría de “Popó”, quien cuenta con numerosos antecedentes por diferentes delitos. En ese marco, la funcionaria fiscal Natalia Gómez solicitó una orden de allanamiento para el domicilio del sospechoso y su detención. Las diligencias fueron autorizadas por el juez penal Alejandro Soñis.

De esta forma, la Brigada de Investigaciones con la colaboración del GEOP (Grupo Especial de Operaciones Policiales) y la Seccional Quinta irrumpieron ayer en el domicilio de Cabo Valdez al 3200, donde se encontraba el presunto asaltante.

Los investigadores encontraron y secuestraron la mochila y el teléfono de la víctima. Mientras que en el patio trasero de la vivienda se halló una motocicleta, marca Yamaha, que había sido sustraída el 29 de marzo en jurisdicción de la Seccional Tercera. El rodado tenía colocada una chapa patente de una moto marca Motomel.

Barrientos hoy será sometido a la audiencia de control de detención. El acto judicial estará a cargo del funcionario fiscal Cristian Olazábal, quien imputará al habitante de las 1311 Viviendas por los delitos de robo agravado por el uso de arma de fuego, en concurso real con abuso de armas. Además se le sumará la calificación de encubrimiento por la moto robada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico