Di Pierro: "Gorosito dijo que me iba a cagar a trompadas"

Néstor Di Pierro, en su condición de presidente del club Chacarita, y el entrenador de Tigre mantuvieron un cruce dialéctico después del botellazo que obligó a suspender el duelo por la Copa Argentina.

Todo terminó en escándalo. El clásico entre Tigre y Chacarita por los 32avos de final de la Copa Argentina finalizó antes de tiempo porque el árbitro, Ariel Penel, suspendió el compromiso después de que Fernando Brandán recibiera un botellazo en el rostro y los coletazos de esta situación siguieron fuera de la cancha entre las personas más influyentes de cada institución.

El cruce dialéctico estuvo encarnado por el presidente del Funebrero, Néstor Di Pierro, y el entrenador del Matador, Néstor Gorosito. En charla con TyC Sports, el primero acusó al segundo por no ayudar a evitar los incidentes en el estadio de Arsenal de Sarandí: “Nosotros planteamos que si poníamos a nuestro técnico al lado de la hinchada de Tigre podía suceder lo que sucedió. Al hacer Tigre de local, la parcialidad de Tigre tenía que cambiar de lugar. Lo planteamos, hubo un capricho del técnico. Pipo Gorosito no quiso cambiar de banco y pasó lo que pasó”.

A continuación, reveló una charla mantenida con Pipo después de la agresión a Brandán a los 52 minutos de partido: “Desgraciadamente, tenemos que lamentar que un espectáculo deportivo termine en esta situación, que no es nada agradable, tener un jugador lastimado, sufrir una agresión inútil. Le dije al técnico de Tigre: ‘¿Sabés por qué pasa esto? Porque no quisiste cambiar los bancos’. Me dijo que me iba a cagar a trompadas. Se ve que está nervioso”.

Frente a esas declaraciones, el director técnico salió al cruce: “Es mentira lo que dijo el presidente de Chacarita, no tenía ni idea qué banco nos tocaba. Que diga quién le dijo eso. Hay una parte que organiza, no soy el presidente; que no hablen pavadas, que hablen de fútbol pero no digan pavadas”. “No tenía ni idea del banco, si había que cambiar. La salida del vestuario nuestro está a cinco metros, es lógico que vayan ahí”, añadió.

Además, el conductor de 59 años lanzó un polémico comentario sobre la víctima de este lamentable hecho: “Está mal, ¿cómo van a arrojar una botella? Después hay imágenes confusas que el jugador corre a uno de Tigre y cabecea la botella”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico