Diego Romero: "lo deportivo tiene que quedar en segundo plano"

"Las autoridades de la Liga lo están haciendo bien. Hay que esperar con paciencia, tratar de no poner fechas apresuradas sino esperar que se levante primero la cuarentena, que el país empiece a moverse un poco con las cosas primordiales y después, cuando llegue la hora de volver a entrenar y ponerse en ritmo, estar listos", afirmó el capitán de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia.

El capitán Diego Romero, como el resto de sus compañeros del plantel profesional de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, continúa desde su hogar cumpliendo con la cuarentena obligatoria que decretó en marzo el Gobierno nacional a raíz de la pandemia del coronavirus, que ya lleva más de un millón de infectados en el mundo y que produjo miles de muertes.

En contacto con El Patagónico, el pívot de 37 años y 2,05 metros de estatura se refirió a la cuarentena que está llevando a cabo junto a su familia y a los trabajos que realiza en su casa, para mantenerse bien en el aspecto físico.

Además, habló del equipo que se ubica tercero en la fase regular de la Liga Nacional de Básquetbol y le dejó un mensaje a la gente. “La cuarentena la estamos pasando bien, con mi señora y mi hijo, estamos los tres solos y con dos perros. El ‘Rey’ García tuvo que dejar su perrito acá y lo estoy cuidando, se lo agregamos a la familia así que también ayuda a distraer.

Muchos juegos, mucha interacción con Román y tratando de pasar el día lo mejor posible, tranquilo, con paciencia. Es la mejor manera”, afirmó.

Respecto del plan de trabajo que les dio el preparador físico Nicolás Raimondo, Romero sostuvo: “Nico está haciendo un seguimiento bárbaro, prácticamente todos los días habla con nosotros, está haciendo todo lo que más pueda y con las pocas cosas que nos dio antes”.

“Yo tengo un par de cosas más porque fui hasta el club antes de esta cuarentena y traje algunas cosas más, así que todas las noches trato de hacer algo para tratar de mantener la parte física, también hacer bien balanceado lo de las cuatro comidas, para no comer mucho en una sola”, explicó el exjugador de Quilmes de Mar del Plata.

Con relación a la Liga Nacional y el momento que se está viviendo, Romero analizó: “Es un momento delicado, no solo en la Argentina sino en el mundo. Lo deportivo tiene que quedar en segundo plano y las autoridades de la Liga lo están haciendo bien. Hay que esperar con paciencia, tratar de no poner fechas apresuradas sino esperar que se levante primero la cuarentena, que el país empiece a moverse un poco con las cosas primordiales y después, cuando llegue la hora de volver a entrenar y ponerse en ritmo, estar listos”.

“Lo que nos toca a nosotros, como deportistas profesionales, es quedarnos en casa, hacer las cosas bien, ser prolijos con la comida y hacer la mayor cantidad de ejercicios posible. Hay que hacer también ejercicios mentales para ejercitar la cabeza, leer y así prepararse para cuando tengamos la chance de volver a entrenar y a hacer deporte de alto rendimiento. No hay que apurarse con el tema de que vuelva la Liga. Hay cosas mucho más importantes que

espectáculos deportivos”, sentenció.

En relación a la actuación que tuvo el equipo en lo que va de la temporada y también en el Super 20, el misionero nacido en Bernardo de Irigoyen aseguró: “Creo que (Gimnasia) ha sido uno de los equipos más regulares hasta este momento, de los que he formado parte. Todo el Super 20 estuvimos entre los cuatro primeros y llegamos al Final Four. Después, el parate por las fiestas, en diciembre y enero, nos perjudicó, tuvimos un bajón y hubo que cambiar de

extranjero”, argumentó el ex Regatas Corrientes.

Asimismo, Romero admitió: “Tuvimos muchos problemas con un extranjero que venía y que después no pudo venir, tuvimos a (Steven) Burtt que llegó sobre la hora, se sumó, fue positivo y trató de ayudar, pero el Final Four nos agarró en un bajón basquetbolístico y San Lorenzo venía en levantada. Esas dos cosas fueron cruciales para esa semifinal de Super 4”.

LA IMPORTANCIA DEL “REY”

Respecto del equipo en la Liga, Romero aseguró: “Nos seguimos manteniendo entre los cuatro primeros, seguimos ganando de visitante y siendo muy competitivos”.

Por otro lado, afirmó que “en Rey encontramos el jugador que necesitábamos para destrabar cuando el juego colectivo no funciona. Se suma al juego colectivo y lo hace muy bien, porque cuando tiene la pelota ocupa bien los espacios y toma lanzamientos a pie firme, y cuando le damos la pelota para que resuelva como en el partido en Obras, el último cuarto, también resuelve, para él o creando para los demás. Si en algún momento esto llega a arrancar de

nuevo, tenemos que volver a encontrar esa química”.

“En lo deportivo hay que esperar, estar positivos, tranquilos, ser muy unidos con la familia y los amigos, ir todos juntos para el mismo lado. Hoy, más que nunca, tenemos que estar todos juntos como sociedad, y sobre todo positivos para salir adelante y que esto pase lo más rápido posible”, deseó Romero, quien en 2006 se incorporó a Gimnasia y en un solo partido se consagró campeón de la LNB.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico