Dos meses de prisión preventiva para el imputado por el abuso al bebé

A.E.O. fue sometido hoy a la audiencia de control de detención y formalización de la investigación ante la jueza Mariel Suárez. El Ministerio Público Fiscal lo imputó de tentativa de homicidio y presunto abuso sexual agravado por haber sido cometido contra un menor de edad aprovechando la situación de convivencia preexistente. Se dictó un plazo de seis meses para la investigación.

Hoy A.E.O. de 31 años, principal sospechoso de haber intentado matar al niño a golpes y de haber abusado sexualmente de él fue sometido a la audiencia de control de detención y formalización de la investigación en la Oficina Judicial, ante la jueza Mariel Suárez.

El Ministerio Público Fiscal lo imputó de tentativa de homicidio y presunto abuso sexual agravado por haber sido cometido contra un menor de edad aprovechando la situación de convivencia preexistente.

Jueza Suarez

La jueza Mariel Suárez impuso dos meses de prisión preventiva y el plazo de seis meses para la investigación del hecho. El imputado no declaró por pedio de sus defensores.

“El Ministerio Público Fiscal solicitó seis meses para la investigación y dos meses para el plazo de prisión preventiva y se dictó en el día de la fecha en contra del imputado por entender que existen los peligros procesales en función de la gravedad del hecho y además de las circunstancias personales del imputado, que no cuenta con un medio de vida estable ni un domicilio estable”, explicó la jueza Suárez ante El Patagónico.

custodia.jpg

Mientras, el equipo de médicos de terapia intensiva pediátrica del Hospital Regional continúa realizando esfuerzos constantes para mejorar la salud del bebé de 7 meses que el miércoles a la madrugada fue llevado al centro asistencial con sus costillas fracturadas, un coágulo cerebral, diversos traumatismos y con signos de haber sido abusado sexualmente.

A.E.O., cuya identidad este diario reserva para preservar a su niño de 3 años, se dedica al oficio de malabarista residía temporalmente en la vivienda de la madre del bebé, en el barrio LU4, donde fue detenido.

Su detención se produjo el miércoles a las 15 por orden del fiscal Julio Puentes y de la funcionaria Andrea Serer, bajo el artículo 217 del Código Procesal del Chubut que permite hacerlo sin una autorización de un juez. Fue tras recibir el alerta de la Brigada de Investigaciones de Policía, de que el sospechoso podía llegar a evadirse, en medio de un clamor popular en el barrio LU4, luego de que los habitantes del sector se enteraran de lo ocurrido con el bebé.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico