El detenido por el abuso del bebé fue aislado para evitar represalias

A.E.O. será sometido hoy a la audiencia de control de detención y formalización de la investigación ante la jueza Mariel Suárez. El Ministerio Público Fiscal lo imputará de tentativa de homicidio y presunto abuso sexual agravado por haber sido cometido contra un menor de edad aprovechando la situación de convivencia preexistente. Habitantes del barrio LU4 relataron la situación de vulnerabilidad en la que residía el bebé. Contaron que padecía problemas de salud y que lo escuchaban llorar de manera constante.

El equipo de médicos de terapia intensiva pediátrica del Hospital Regional continuaban realizando ayer esfuerzos constantes para mejorar la salud del bebé de 7 meses que el miércoles a la madrugada fue llevado al centro asistencial con sus costillas fracturadas, un coágulo cerebral, diversos traumatismos y con signos de haber sido abusado sexualmente.

El miércoles a la tarde el equipo de terapia había logrado estabilizarlo luego de haberlo intervenido quirúrgicamente, pero ayer su estado era reservado ya que se aguarda por la evolución que presente en estas primeras 48 horas.

Mientras tanto, hoy A.E.O. de 31 años, principal sospechoso de haber intentado matar al niño a golpes y de haber abusado sexualmente de él será sometido a la audiencia de control de detención y formalización de la investigación en la Oficina Judicial, ante la jueza Mariel Suárez.

A.E.O., cuya identidad este diario reserva para no entorpecer la investigación, se dedica al oficio de malabarista residía temporalmente en la vivienda de la madre del bebé, en el barrio LU4, donde fue detenido. Se lo imputa de tentativa de homicidio y presunto abuso sexual agravado por haber sido cometido contra un menor de edad aprovechando la situación de convivencia preexistente.

Su detención se produjo el miércoles a las 15 por orden del fiscal Julio Puentes y de la funcionaria Andrea Serer, bajo el artículo 217 del Código Procesal del Chubut que permite hacerlo sin una autorización de un juez. Fue tras recibir el alerta de la Brigada de Investigaciones de Policía, de que el sospechoso podía llegar a evadirse, en medio de un clamor popular en el barrio LU4, luego de que los habitantes del sector se ente4raran de lo ocurrido con el bebé.

Aunque en un principio el sospechoso fue llevado a la Seccional Quinta, luego fue trasladado a una celda en Rada Tilly para evitar que tuviera contacto con otros detenidos que pudieran tomar represalias contra él.

INDICIOS DE ABUSO

La madre del pequeño, según se confirmó ayer por parte de fuentes de la investigación, había dejado el niño al cuidado de una niñera y cuando llegó de trabajar le encomendó el cuidado del bebé a A.E.O. para salir a comprar. Cuando retornó al cabo de media hora, se encontró con su hijo convulsionando en la cama y con mucha fiebre. El bebé fue trasladado a EMEC (Emergencias Médicas) luego al Sanatorio La Española desde donde lo derivaron a la guardia del Hospital Regional.

Las sospechas de la madre del bebé hacia A.E.O. habrían sido fundadas además de que era la única persona que se encontraba al cuidado del niño en esos momentos. No está claro para los investigadores si mantenía con él una relación de amistad o amorosa.

La madre de la víctima le relató a la policía que había visto en varias ocasiones a A.E.O. maltratar a su propio hijo de 3 años. El detenido tenía la tenencia de su hijo con el que realizaba viajes a distintas partes del país de mochilero y hasta se exhibía realizando malabares con él en los distintos semáforos de Comodoro Rivadavia.

El Ministerio Público Fiscal le dio intervención a Asesoría de Menores para que resguarde al nene de 3 años y se pedirán estudios, a través de Cámara Gesell, para determinar si ha sufrido violencia por parte de su padre.

Los médicos que recibieron al bebé en el Hospital Regional dieron cuenta a los investigadores policiales de que el niño tenía signos de haber sido abusado sexualmente, además de los golpes que presentaba. Ahora el Cuerpo Médico Forense deberá aguardar la evolución de la salud del niño para que pueda ser examinado y comprobarse si sufrió un ataque sexual.

Mientras tanto, la Fiscalía y la Brigada de Investigaciones realizaron una inspección en la vivienda donde residían la mujer y el bebé, en donde también estaban albergados A.E.O. y su hijo de 3 años.

Los investigadores se encontraron con algunos detalles en el hogar que les llamaron la atención y también levantaron algunos indicios importantes para la causa, indicaron las fuentes consultadas.

Habitantes del barrio LU 4 se acercaron a dialogar con los investigadores y comentaron características y actividades de los adultos. Además narraron que el bebé sufriría de un problema de salud porque lo escuchaban llorar constantemente durante el día y la noche.

Lo que ahora también se tratará de dilucidar es el cuidado y la atención que el menor de edad recibía.

Según fuentes de la investigación. A.E.O, publicó hace tiempo en su cuenta de la red social Facebook una fotografía de su hijo tirado en una vereda rodeado de bebidas alcohólicas y dormido con una botella de cerveza en una mano, lo que indignó a muchos usuarios que manifestaron su impotencia.

La causa que estremece a todo Comodoro Rivadavia ayer quedó en manos de las fiscales María Laura Blanco y Verona Dagotto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico