"Duelen acciones de la dirigencia como los auto aumentos de sueldos"

"La gente hace un esfuerzo muy grande y hay que acompañar con hechos", cuestionó el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Ignacio García Cuerva. Durante el Tedeum por el 25 de Mayo habló sobre el narcotráfico, la corrupción y otras problemáticas que atraviesa el país.

El presidente Javier Milei participó en la Catedral de Buenos Aires del Tedeum del 25 de Mayo. En el acto religioso, el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Ignacio García Cuerva, lanzó una fuerte advertencia por la crisis económica y sostuvo: "nuestra gente está haciendo un esfuerzo muy grande, hay que acompañar con hechos y no palabras".

El mandatario argentino llegó acompañado de su Gabinete, incluido Nicolás Posse, para participar de la ceremonia por un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo. En la misma, García Cuerva habló sobre las distintas problemáticas que atraviesa Argentina.

Al iniciar la ceremonia eclesiástica en la Catedral Metropolitana, el arzobispo aseguró: "el mensaje que compartiré quiere ser un aporte a la luz de la palabra de Dios para la reflexión de todos los actores de la sociedad argentina, convencido de que entre todos construimos la Patria, más allá de saber que, luego, puedan ser tomadas algunas frases aisladas para querer alimentar la fragmentación".

"Muchos podrán apelar a diagnóstico de situación, otros en clave de crítica y denuncia, otros podrán hablar y mencionar proyectos y compromisos a futuro. Todas acciones válidas para la vida y Nación", agregó. Para luego destacar que la celebración del Tedeum es un himno de agradecimiento y de reconocer "nuestra vida en sociedad".

En ese sentido, expresó: "necesitamos que Dios nos cure" y afirmó: "no se puede procrastinar". Con respecto a eso, ejemplificó con la "la malnutrición en la primera infancia, la falta de escolarización y accesibilidad a los servicios de salud, los ancianos jubilados incapaces de sostenerse diariamente con un mínimo de dignidad" y aseguró que son problemas "impostergables".

"No podemos hacernos los tontos hay que acompañar con hechos y no con palabras los esfuerzos de la gente. Por eso siguen doliendo algunas acciones de la dirigencia contra la ciudadanía de pie como los auto aumentos de sueldos de algunas semanas atrás", lanzó contundente Jorge García Cuerva.

Además, el arzobispo hizo referencia las manos "paralizadas" para ser solidarios con los que menos tienen. "También, le pedimos a Dios nos preserve de las manos manchadas de sangre por el narcotráfico, de las manos sucias de la corrupción y de la coima", agregó.

image.png

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico