Echarán al carabinero que lanzó a un joven desde un puente

Carabineros de Chile informó hoy que inició el proceso de expulsión de Sebastián Zamora Soto, el policía acusado de intento de homicidio por empujar a un joven de 16 años desde un puente al lecho del río Mapocho, por "grave falta administrativa" al portar una cámara de video ajena a la institución durante esa represión a manifestantes el pasado viernes.

La fuerza aseguró en un comunicado que "el incumplimiento de este principio resulta inaceptable y es causal de expulsión de la institución, razón por la cual se inició el correspondiente proceso administrativo".

Zamora Soto, el oficial de 22 años que está en prisión preventiva acusado de "homicidio frustrado" (tal como se llama en Chile la figura legal), debía portar una cámara de video de la institución al momento de estar operativo, indicó Carabineros.

La institución policial detalló además que el carabinero le informó a la fiscalía que lleva su caso que "aquel día viernes portaba una cámara personal ajena a la institución y no autorizada".

El pasado viernes, en medio de protestas sociales en el centro de Santiago, Zamora Soto empujó al lecho del río Mapocho a un adolescente de 16 años, quien permaneció durante varios minutos inconsciente en el lugar.

Otros manifestantes lograron socorrerlo, quedó internado en la Clínica Santa María con múltiples fracturas y ya salió del sector de cuidados intensivos.

Las jornadas de protestas continúan en la capital chilena a pesar de la pandemia, luego de registrarse ayer en la noche barricadas y ataques a la comisaría de la comuna (barrio) de Puente Alto.

Según reseña el diario El Mercurio, un grupo de 150 personas protestó en la plaza del barrio al final de la tarde, pero después un grupo de desconocidos atacó el recinto policial.

Se produjeron enfrentamientos entre personal de Carabineros y ciudadanos, que lanzaron objetos contundentes, además de encender fogatas e interrumpir el tránsito.

Por otra parte, a 11 días de cumplirse un año del estallido social que puso en jaque la segunda administración del presidente Sebastián Piñera, siguen las investigaciones por violencia policial de Carabineros contra manifestantes.

Ayer, tres agentes de la policía uniformada fueron detenidos y acusados por delitos de "torturas" contra manifestantes, confirmó la fiscalía a través de su cuenta en Twitter.

La fiscalía detalló que estas detenciones se producen por el accionar de estos policías en las protestas del pasado 20 de octubre de 2019, donde miles de personas manifestaban en todo el país exigiendo reivindicaciones sociales y políticas.

Sobre estas detenciones, Jaime Bellolio, vocero del Gobierno, aseguró que "cualquier tipo de acción que se aleje de la legalidad y del respeto irrestricto de los derechos humanos tiene que ser investigado y somos los principales interesados en que ello se aclare y sean sancionados quienes se alejan de ello".

"El Gobierno nunca jamás va a validar una vulneración a los derechos humanos", indicó el portavoz de La Moneda.

Chile vive una crisis social desde octubre del año pasado, sumado a la pandemia de coronavirus.

En ese marco, los chilenos concurrirán a las urnas el 25 de este mes para votar en el marco de un plebiscito convocado para definir una reforma o no de la actual Constitución, redactada en 1980 durante la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico