El 40% de los expedientes por el temporal fueron observados por el Tribunal de Cuentas

El Tribunal de Cuentas Municipal observó el 40 por ciento de los expedientes y gastos que, por traslado de barro y escombros del temporal, tiene que pagar el municipio. La Intendencia certificó trabajos de camiones y maquinaria por 216 millones de pesos, pero 65 millones no están debidamente justificados, aunque todavía pueden ser salvados. No pasa lo mismo con otros expedientes que por $5 millones ya fueron rechazados por el órgano de contralor municipal.

El presidente del Tribunal de Cuentas Municipal (TCM), Gastón Acevedo, confirmó a El Patagónico que el 40 por ciento de los expedientes enviados al organismo de contralor, para que vise y autorice el pago por traslado de barro y escombros durante el temporal, presentan inconsistencias.

“Estamos finalizando nuestra tarea, que comenzó con el mismo temporal y que está concluyendo junto con la expiración de la ordenanza de emergencia. Lo que podemos decir es que de los 216 millones de gastos, se autorizó el pago de 127 millones. El resto está observado, en un porcentaje importante parcialmente, y en otro definitivamente”, explicó.

La definición del TCM es importante porque el resto de los gastos, los que están por afuera de los 127 millones visados, tiene serias dificultades para ser abonados, ya que no cuentan con toda la documentación de respaldo.

En concreto hay expedientes observados por poco más de 69 millones, algunos de ellos podrían recuperarse, hay otros con visado provisorio por más de 14 millones y otros definitivamente “bochados” por otros 5 millones.

POR EL PROPIO EJECUTIVO

En porcentajes, el referente de la Alianza Cambiemos señaló que el nivel de observación “llega a casi un 40 por ciento de los expedientes”, si se suma el 32% de los observados provisoriamente con los rechazados y los que tienen algún tipo de irregularidad.

El Tribunal de Cuentas focalizó su revisión en los expedientes de la emergencia a partir de una resolución efectuada por el propio municipio, donde se detalló la documentación de respaldo que debían tener los trabajos realizados para poder ser pagados.

“La Asesoría Letrada y Economía del municipio hicieron un gran trabajo en este tema. En su memorándum se detalla que las personas que realizaron esas tareas debían tener, entre otras cosas, títulos de propiedad o de alquilar; pólizas de seguros, partes diarios de trabajo, facturas, etc. Es decir, que controlamos en base a lo que el municipio dispuso”, remarcó.

Luego de terminada esta tarea, el TCM avanza ahora “hacia un control mayor”, explicó Acevedo, que consistiría en revisar los expedientes de las empresas o personas que facturaron más de 8 millones.

EL INTENDENTE PUEDE PAGAR

Ante la consulta, Acevedo indicó que los expedientes observados y/o rechazados igual pueden pagarse, pero eso será responsabilidad total del intendente Carlos Linares y los secretarios que avalen esos abonos.

“Si ellos están convencidos, en función de su control, de que esas tareas se efectuaron, se pueden pagar por una resolución firmada por el intendente y los secretarios. Si se avanza en ese esquema, que no será revisado por el Tribunal de Cuentas, el pago será responsabilidad directa de quien firme esas resoluciones”, detalló.

El titular del Tribunal aclaró que las observaciones y hasta la eventual efectivización de esos pagos “no indican que se está ante una irregularidad, sino que no están debidamente justificados como marca la legislación y el propio memorándum del municipio”.

En ese tono, el presidente del TCM adelantó que el organismo solo concurrirá a la justicia “si es que posteriormente a los pagos se detectan irregularidades. Nosotros nos atenemos a nuestro trabajo que es controlar, y por eso autorizamos y rechazamos ciertos pagos, el resto ahora dependerá de lo que quiera hacer el intendente”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico