El gremio también rechazó la acusación de Bullrich

La dirigente paritaria de la ATECh, Marcela Capón, rechazó ayer la acusación que en un programa de América TV afín al macrismo realizó la ministro de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, quien dijo que los docentes habían secuestrado a funcionarios y pidió que, por ese "accionar violento" reciban el castigo que merecen por parte de la justicia.

“La ministro dijo una serie de barbaridades que no tienen sentido alguno, salvo que sea el de perseguir a los trabajadores y a quien defiende el derecho de los mismos", señaló la sindicalista.

El domingo, ante el servil periodista Luis Majul la ministro de la mano dura acusó a los docentes de Chubut de secuestrar a funcionarios durante el encuentro que el jueves se desarrolló en el Hotel Deportivo de Rawson.

“La justicia tiene que actuar muy duro con estos violentos", señaló Bullrich, quien aseguró que el gobierno ya había tomado en marzo "la primera alerta" de lo que denominó el accionar violento de los docentes cuando "rodearon a un policía, murió de un infarto, pero en el momento que intentaban sus compañeros acercarse dijeron ‘está simulando; déjenlo’. Fue un hecho gravísimo", apuntó la funcionaria nacional.

El hecho aludido es el producido el 5 de abril, cuando el comisario Néstor Chávez falleció luego de descompensarse en medio de los incidentes ocurridos en una movilización y protesta docente frente a Casa de Gobierno de Rawson.

“BARBARIDADADES SIN SENTIDO”

La paritaria de ATECh, Marcela Capón, rechazó de plano la acusación efectuada por Bullrich. En diálogo con El Patagónico, la sindicalista recordó que "nosotros no secuestramos a nadie. Es una barbaridad sin sentido, una de las tantas que están diciendo, tanto desde el gobierno provincial como el nacional, que queda claramente están actuando en sintonía".

Capón indicó que "los propios ministros y funcionarios dijeron por los medios que no salieron del Hotel Deportivo de Rawson por decisión propia. No retuvimos a nadie. Si hubiesen querido irse lo hubieran hecho, lo que pasa es que no les gusta encontrarse con los trabajadores”.

La dirigente de ATECh fue más allá y dijo que "los que podríamos denunciar al gobierno somos nosotros porque nos reprime y en el caso de la última paritaria, cambió irregularmente el lugar de reunión, puso cadenas y candados a los portones y lo rodeó de Infantería. Lo de Bullrich no tiene nombre”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico