El imputado de asaltar a una pareja continuará en prisión hasta el juicio

Sebastián Vargas seguirá con prisión preventiva hasta la realización del juicio por un asalto ocurrido en una vivienda.

Sebastián Vargas Huichapani está imputado de haber ingresado a robar el 9 de abril a un domicilio y de haber lesionado a las víctimas con un arma blanca. El martes la Justicia resolvió mantener la prisión preventiva. El miércoles dos jueces revisaron la medida y fue ratificada pese a que su defensor Alejandro Fuentes calificó la detención como “arbitraria, irracional e ilógica”. Su compañero de causa, Brian Perea, está imputado en libertad.
En los tribunales penales del barrio Roca se desarrolló el miércoles la audiencia de revisión de la prisión preventiva que cumple Sebastián Vargas Huichapani en relación a un robo armado ocurrido hace cuatro meses contra una pareja que se encontraba en su vivienda. El acusado, según la imputación de la Fiscalía, actuó con la complicidad de Brian Ricardo Perea, quien cumple medidas sustitutivas de la prisión.
El tribunal de revisión estuvo integrado por los jueces penales Mariano Nicosia y Martín Cosmaro. En el inicio del acto, el defensor Alejandro Fuentes cuestionó que su cliente cumple prisión preventiva desde el momento en que se le formalizó la investigación.
Vargas y Perea están imputados de robo agravado por el uso de arma blanca en grado de tentativa, debido a que fueron detenidos por la policía sin el cuchillo y el cúter descriptos por las víctimas. La pretensión punitiva para Vargas Huichapani es de 4 años y 6 meses de prisión efectiva.
En ese marco, el defensor solicitó que se revoque la decisión del juez natural Jorge Odorisio por ser “arbitraria, irracional e ilógica”. Argumentó además que no existe el peligro de fuga dado que su defendido tiene toda su familia en esta ciudad y carece de medios económicos.
Fuentes requirió el arresto domiciliario para su pupilo a partir del principio de igualdad ante la ley y comparó que el coimputado Perea está procesado en libertad.
En contraposición, la funcionaria fiscal Verona Dagotto explicó que no se verifica la arbitrariedad, irracionalidad y falta de lógica en la decisión del juez natural al dictar la medida de coerción del imputado. En la causa existen los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación y ello fue revisado por dos jueces distintos, argumentó.
Dagotto recordó que la causa el martes fue elevada a juicio oral y público, y que existen elementos de convicción suficientes para tener a Vargas Huichapani como probable autor del ilícito.
Agregó que el acusado posee otra causa en trámite de similares características y en ese legajo se le dictó la rebeldía. Por todo ello, pidió que se mantenga la prisión preventiva del imputado hasta la finalización del debate.
El tribunal de revisión resolvió que la decisión del juez natural debe convalidarse, pero a su vez revocarse parcialmente. El dictado de la prisión preventiva fue por un plazo incierto y los jueces fijaron que sea por el término de dos meses y un día o hasta que finalice el juicio oral y público, lo que ocurra primero.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico