El imputado de intentar apuñalar a una policía presentó otra versión y analizarán cámaras

Leonardo Cárdenas (25) fue detenido el jueves a las 23 en Gil Alvarez y Pellegrini por personal policial de la Seccional Primera. Fue acusado de atentar contra la autoridad. Según la Fiscalía, se abalanzó por detrás a una funcionaria policial que realizaba un servicio adicional en la terminal y al arrojarle una puñalada le cortó la campera.

La defensa del imputado, señaló que el corte está en la parte delantera de la vestimenta y que la policía no tiene lesiones. Ayer ante la jueza Gladys Olavarría el imputado, quien se encuentra con libertad condicional por otro caso, dio otra versión y dijo que a él lo habían golpeado en una plaza y que después lo detuvieron. Las lesiones se constataron en el Hospital Regional. Ahora se deberá confirmar con registros de las cámaras de seguridad la versión de la policía o del detenido.

Leonardo Cárdenas fue detenido por la policía de la Seccional Primera el jueves a las 23 en Gil Alvarez y Pellegrini, como sospechoso de intentar apuñalar a la cabo Noemí Cartagena, empleada de la Sección Verificaciones que hacía servicio adicional en la terminal de ómnibus.

Según informó la policía, la pelea entre dos jóvenes se desató en el sector de escáner de la terminal frente a varias personas. Entonces Cartagena solicitó un patrullero de refuerzo de la Comisaría Primera. Además intervino en la pelea y logró tomar de un brazo a uno de los protagonistas, tras lo cual lo acompañó a salir, por la puerta de la calle Pellegrini.

En ese momento, según la policía, se le aproximó desde atrás Cárdenas, quien sin mediar palabra le asestó un puntazo sobre zona abdominal a la policía para luego salir corriendo junto a otro individuo en dirección al estacionamiento del Juzgado de Familia N° 1.

Los efectivos que llegaban en el móvil de refuerzo salieron en persecución y detuvieron al sospechoso tras las indicaciones de la víctima.

La Policía del Chubut aclaró que a raíz de la agresión la agente policial no sufrió lesiones, pero resultó con un corte su campera a la altura del bolsillo derecho.

Y se le secuestró al detenido un cuchillo sin mango de un largo de 17 centímetros.

Ayer a la mañana Cárdenas fue llevado a la respectiva audiencia de control de detención y formalización de la investigación, ante la jueza Gladys Olavarría, por el delito de atentado a la autoridad agravado por el uso de arma blanca.

Con la asistencia del defensor público Ricardo Amado, el detenido dio su versión totalmente contraria a la que había presentado la funcionaria de Fiscalía, Camila Sánchez Almirón a partir de las actuaciones policiales.

Cárdenas dijo que estaba en la plaza, cuando sufrió una golpiza por parte de otro grupo. Relató que sufrió lesiones en el rostro y que luego pasó por la terminal donde terminó siendo detenido.

Las lesiones que sufrió en la cabeza, fueron constatadas en el Hospital Regional, por lo que el defensor al escuchar que la Fiscalía tenía como indicios las imágenes de cámaras de seguridad para acreditar la autoría del delito de su asistido, solicitó que se observen dichos registros de video para determinar la veracidad de una versión o la otra.

El defensor aclaró que si se comprobaba la versión de su asistido en las cámaras de seguridad, la detención debería ser considerada ilegal, por lo que había que esperar el análisis de las imágenes.

ESTABA CON CONDICIONAL

La Fiscalía había solicitado la prisión preventiva por peligro de fuga, a lo que la defensa se opuso porque entiende que la medida de coerción sería un adelantamiento de pena.

Olavarría rechazó la prisión preventiva, otorgó el plazo de seis meses para culminar la investigación y que se observen las cámaras de seguridad para determinar cuáles de las versiones -de la fiscalía o del imputado- es la correcta.

Cárdenas cuenta con libertad condicional por un delito de robo agravado. Y hay que recordar que fue beneficiado el 9 de diciembre de 2014 con una suspensión de juicio a prueba por el lapso de un año por tres legajos de delitos contra la propiedad, causa en la cual fue declarado “rebelde”.

Es decir, que si Cárdenas es llevado a juicio y hallado culpable en este nuevo caso donde se lo investiga, sería condenado a prisión efectiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico