El intendente presentó un ambicioso plan bianual de obra pública municipal

Carlos Linares presentó ayer el plan bianual de obra pública municipal, que comprende una inversión de más de 700 millones de pesos para desarrollar redes de servicios, infraestructura y trabajos de recuperación vial para cada uno de los barrios de esta ciudad. En la presentación, el jefe comunal aseguró que el bono de endeudamiento por 1.000 millones de pesos, que está en la fase final de análisis, solo se emitirá si las condiciones son favorables para la ciudad.

El intendente Carlos Linares encabezó ayer al mediodía, en el CEPTUR, la presentación del plan bianual de obra pública que contiene inversión por más de 700 millones de pesos, que sería distribuida en una ambiciosa ejecución de redes de servicio, recuperación vial e infraestructura en toda la ciudad.

El jefe comunal adelantó que en las próximas horas enviará al Concejo Deliberante, al que agradeció por el apoyo para poder poner en marcha el plan, un proyecto de ordenanza para agilizar los tiempos licitatorios ya que, así como está hoy, “con la inflación que tenemos, cuando las obras salen, el dinero prácticamente desapareció”.

En diálogo con la prensa, posterior a la presentación, Linares no sólo anticipó esa iniciativa, sino que también dejó en claro que la emisión del bono de deuda, por 1.000 millones de pesos, solo se llevará adelante “si las condiciones del país hacen que el mismo sea bueno para la ciudad; de lo contrario no lo emitiremos. Así como están las cosas, hoy no lo emitiríamos, pero habrá que ver en el tiempo inmediato qué es lo que sucede”.

DEFENSA DE LOS EMPRESARIOS

En otro tramo de la improvisada conferencia de prensa, el jefe comunal negó de plano que todos los empresarios de la construcción hoy estén complicados por las investigaciones judiciales que se llevan a cabo en torno a los hechos de corrupción que se destaparon en el valle con los operativos denominados “El Embrujo” y “Revelación”.

“Hay que decir las cosas como son; no hay que meter a todos en la misma bolsa. Cada uno se tiene que hacer cargo de lo que hizo, pero yo no voy a ocultar mi amistad personal con (Esteban) Torraca, (Federico) Picchione y con Cristóbal López. No hay que juzgar a la gente antes de que lo haga la justicia”, señaló.

En ese contexto, poniendo como ejemplo lo que se publica en los medios nacionales, el intendente aseguró que para esos diarios “Argentina hoy parece que es Disney, y la verdad que no es así. La gente tiene necesidades básicas insatisfechas, se está quedando sin trabajo y por eso este plan que hoy presentamos nos da felicidad porque representa obras y trabajo para la gente”, enfatizó.

El titular del Ejecutivo municipal, si bien agradeció al Concejo en general, lamentó que en la presentación, salvo Ricardo Gaitán de Chubut Somos Todos, no hayan participado los ediles de la oposición.

“Hablaba ayer con (Cristina) Cejas (concejal de la UCR-Cambiemos) y le preguntaba justamente para qué está la oposición. Uno entiende que tiene que estar para criticar lo malo, pero acompañar lo bueno, y siempre con una propuesta alternativa. Nosotros no somos los dueños de la ciudad, ni del municipio. Todos estamos de paso, cumpliendo con el rol que nos dio la gente con el voto”, recordó.

Como durante el acto desde la barra de la UOCRA se cantó por “Linares gobernador”, el intendente afirmó que “hoy no es tiempo de candidaturas, sino de trabajo y para dejar obras para esta ciudad, en la que tengo a mi padre enterrado, a mi hijo y donde tengo todas mis empresas”.

Finalmente, como señaló en su discurso en el acto de presentación, Linares cuestionó la represión que los trabajadores sufrieron en Puerto Madryn, y recomendó al gobernador Mariano Arcioni buscar “un diálogo en serio, uno en el que se pueda generar un encuentro y en el que la otra parte también deberá ir con esa intención”.

“La realidad de la provincia es crítica, pero no se fundió ahora sino hace casi dos años cuando nosotros denunciábamos el festival de letras y el endeudamiento. Nos dijeron de todo, armaron un circo con este endeudamiento y fundieron la provincia para ganar una elección. Ellos son los que tienen que hacerse cargo ahora de sacar a la provincia de esta situación”, completó.

Finalmente, luego de supeditar la emisión del bono a una situación económica favorable (“que hoy no es tal”), el intendente se mostró de nuevo como posible interlocutor entre el gobierno y los gremios, pero insistió en que cumpliría nuevamente gustoso ese rol “si es para buscar una solución, no para generar problemas. Esto se lo digo tanto a los gremialistas, como a la gente de Provincia”, completó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico