El largo derrotero judicial de una violenta pareja

Acordaron resarcimientos económicos en una causa por amenazas, violación de domicilio y atentado a la autoridad agravado.

Los representantes de Fiscalía y Defensa solicitaron en la ciudad de Sarmiento al juez Alejandro Rosales la reformulación de un acuerdo de conciliación para una reparación económica en el marco de una causa judicial contra Laura Garcés (21) y Hugo Nahuelfir (24), procesados como presuntos autores de los delitos de violación de domicilio, resistencia a la autoridad agravada y amenazas.

En este marco, el magistrado dispuso que Nahuelfir debe entregar insumos al Hospital por un monto de 5000 pesos, en tanto Garcés deberá aportar 6000 pesos en insumos a la Comisaría de la Mujer.

Los jóvenes tienen plazo hasta el próximo 15 de noviembre para cumplir con el acuerdo; de lo contrario irán a juicio.

Hay que decir que este viernes se recordó desde Fiscalía que Nahuelfir debía realizar 30 horas comunitarias a favor de una institución provincial y Garcés había acordado la donación de 5000 pesos -en insumos- a favor de la Comisaría de la Mujer.

En esa oportunidad, se dispuso un plazo de tres meses para dar cumplimiento al acuerdo, lo que no hicieron. Según el defensor público, el joven no cumplió “por razones laborales”.

Con respecto a Garcés, indicó que a raíz de la crisis económica no logró reunir el dinero para la donación de resmas de papel, tóner y lapiceras de tinta negra a la Comisaría de la Mujer.

Por eso acordaron la propuesta de un nuevo convenio para los procesados. En la reformulación, Nahuelfir deberá donar 5000 pesos en insumos, a favor del Hospital. A ello, agregaron que Garcés debe cumplir con la donación acordado previamente, pero ahora por la suma de 6000 pesos. A su turno, la representante de la Fiscalía, acompaño la propuesta del Defensor público.

HASTA EL VECINO

El 31 de agosto de 2019, Garcés y Nahuelfir fueron procesados como presuntos autores de los delitos de violación de domicilio, resistencia a la autoridad agravada y amenazas. Un vecino del barrio Parque Patagonia llamó a la policía porque los jóvenes estaban protagonizando una pelea.

Luego, los dos imputados ingresaron a su casa y lo amenazaron por haber informado a la policía sobre lo que estaba ocurriendo.

Cuando los empleados policiales llegaron al lugar, observaron que la pareja se agredía mutuamente a golpes de puño.

En este marco, uno de los efectivos alcanzó a Nahuelfir cuando se retiraba del lugar, caminando por calle Mitre. Según indican las actuaciones policiales, el joven empuñó sus puños contra el empleado policial y le habría manifestado "yo soy de la UOCRA y a mí nadie me va a tocar".

Su pareja intentó interceder para evitar que el hombre fuera trasladado en el móvil policial y finalmente ambos terminaron presos en la comisaría local.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico