El ministro renunció a la misma hora que hablaba Cristina

Durante un homenaje a Perón que se realizó en el Polideportivo Municipal de Ensenada, con el lema "A 48 años del fallecimiento de Perón: Argentina, política y economía", la vicepresidenta negó que esté a favor de eliminar los planes sociales y reclamó "comenzar a discutir" la implementación de "un ingreso universal básico".

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó este sábado que el peronismo “es un movimiento nacional y popular con alegría y ganas de celebrar la vida”, y pidió un “gran acuerdo de todas las fuerzas políticas” para la recuperación salarial de los argentinos y resolver el problema de la inflación.

Lo hizo al disertar en la ciudad bonaerense de Ensenada como parte de los homenajes del Frente de Todos (FdT) por el 48º aniversario de la muerte del líder justicialista Juan Domingo Perón.

Fernández dijo además que “le gusta escuchar a todos" y que si la convencen es capaz de "cambiar”, al referirse a su encuentro con el economista Carlos Melconian, con quien aseguró haber analizado “el problema bimonetario” de la economía argentina.

“No soy una apologista del déficit fiscal, pero esa no es la causa de todos los problemas. Tenemos que encontrar la solución al problema de las corridas cambiarias, que se producen por la escasez de dólares”, apuntó la vicepresidenta. Y remarcó: “la situación de Argentina es muy grave” por el endeudamiento que tiene, y aseguró que está dispuesta a “juntarse con todos porque no renuncia a convencer”.

En otro pasaje de su discurso, aseguró que “hay un deporte nacional” de hacerle decir “cosas que no dice”, y negó que esté a favor de eliminar los planes sociales, al retomar la línea del discurso que pronuncia días atrás durante el plenario de la CTA, donde pidió una fiscalización de las asistencia social para evitar la tercerización.

“Hay un deporte de hacerme decir cosas que no digo. Después de mi discurso de Avellaneda dijeron que quería terminar con los planes sociales. Recuerden que fue nuestro gobierno el que implementó la Asignación Universal por Hijo (AUH)”, señaló Fernández de Kirchner.

En esa línea dijo que “son las mujeres las que trabajan en los comedores y revuelven la olla”, al considerar que “no se puede fungir como movimiento social y defenderse como un partido político ante las críticas”, y reclamó “comenzar a discutir” la implementación de “un ingreso universal básico”.

Cristina recordó que Perón “fundo la justicia del trabajo” y que Perón “fue atacado porque usaba la lapicera para el pueblo”, al tiempo que consideró que “hay que ver lo que los políticos hacen, no lo que dicen”.

Consideró también que “la realidad se cambia desde el Estado” como hizo Juan Domingo Perón, y afirmó: “hay sindicatos fuertes cuando hay políticas públicas”.

La titular del Senado recordó este sábado que Perón también decía que “el proceso capitalista debe ser conducido por el Estado”, y consideró que "el mejor homenaje para el fundador del justicialismo "es ver lo que hizo y tratar de arrimar el bochín".

Tras la finalización de su discurso, la vicepresidenta salió donde se congregaban las columnas de adherentes de las distintas agrupaciones y les pidió seguir "militando con alegría para hacer que el peronismo gane las elecciones en 2023".

"Quiero dejarles mi reflexión. Allá por el 2019, hice todo lo que tenía que hacer para que el peronismo vuelva a ser gobierno, espero que quienes tienen responsabilidades más altas vuelvan a hacer lo mismo que hice entonces para que el peronismo gane en 2023", puntualizó.

El acto tuvo lugar en el Polideportivo Municipal de Ensenada bajo el lema: "A 48 años del fallecimiento de Perón: Argentina, política y economía". Participó también el intendente local, Mario Secco.

Perón falleció el 1 de julio de 1974 en la Quinta de Olivos -a meses de haber asumido su tercer mandato presidencial en octubre de 1973-, como consecuencia de un paro cardíaco derivado de la cardiopatía isquémica crónica.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico