El padre de la chica que atropelló a su novio culpó al asiento del auto

El padre de Julieta Silva, la joven que atropelló y mató a Genaro Fortunato en Mendoza, insistió con que todo fue un accidente. "Ella usa anteojos recetados para manejar y el asiento del auto no estaba en su posición normal", argumentó.

El padre de Julieta Silva dio una nueva versión sobre lo que ocurrió en la madrugada del 10 de septiembre cuando la mujer pasó por arriba de Genaro Fortunato, su reciente novio, con el auto. Andrés, el papá de la mujer de 29 años, sostuvo que la discusión que hubo en el boliche "fue entre Genaro y otro joven".

"Subieron al auto con Julieta, él decidió bajarse e ir a seguir la discusión. Fue cuando mi hija, contrariada, tomó el lugar del conductor y se fue. Ella afirma que no sintió haberlo tocado con el auto y mucho menos vio que estaba tirado en el suelo cuando volvió a dejarle el celular y las llaves", explicó el hombre.

Sobre los problemas en la vista de Julieta, Andrés sostuvo esa posición y aseguró que ella "usa unos anteojos recetados para manejar".

"Estos anteojos estaban aquí en su casa y los ofreceremos como prueba", dijo. "Hay que agregar también que el asiento del auto no estaba en su posición normal ya que el que manejaba era Genaro. Eso también dificultaba la visibilidad", agregó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico