El presidente le pedirá a Infantino que la final se juegue en Núñez

El suizo vendrá a la cumbre del G-20 y se reunirá con el presidente de la Nación, que intentará convencerlo de que el River-Boca de la final de la Copa Libertadores se dispute en el Monumental.

Que la final entre River y Boca por la Copa Libertadores ya trascendió las barreras del deporte no es ninguna novedad, pero ahora se meterá en la cumbre del Grupo de los 20 (G-20). Es que Gianni Infantino está invitado y tendrá una reunión con Mauricio Macri con el superclásico como eje.

El presidente de la Nación le transmitirá al suizo/italiano su deseo de que el partido se dispute en Argentina, preferentemente en el Monumental y con público local, como estaba pautado antes de los incidentes.

Lo cierto es que la intención política de Macri es la de mostrar un eficaz operativo de seguridad en el River-Boca luego del fracaso del último sábado 24 de noviembre, pero difícilmente logre torcer la decisión de Conmebol.

Si bien Infantino también tenía la intención de que el encuentro se disputara en Argentina, la Confederación Sudamericana de Fútbol no va a dar marcha atrás en su postura.

Doha, Medellín y Miami siguen siendo las tres alternativas con más fuerza, aunque todo queda supeditado al fallo del Tribunal Disciplinario de Conmebol.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico