En Bariloche llevan a juicio a un descendiente del perito Moreno

Daniel Jorge Moreno enfrenta un proceso penal por usurpación de una cantera cuya explotación alega que le corresponde. La querella se la entabló el Ejército.

Daniel Jorge Moreno (foto) es descendiente del perito Francisco Pascasio Moreno, el “padre” de los parques nacionales quien en la década de 1930 donó al Estado una enorme fracción de tierras en la región patagónica para formar el Parque Nacional Nahuel Huapi.

Según publica el diario Río Negro, Moreno no quiere ligarse a esa historia y mucho menos en la disputa –paradójica– que desde hace unos años tiene con el Ejército Argentino, que el próximo mes lo llevará a juicio por el delito de usurpación de tierras.

Nacido en 1945 en Bariloche, Moreno llegó a tener la matrícula 112 como productor minero, emitida por la Secretaría de Minería de Río Negro y ahora con 73 años enfrentará el 23 de noviembre un juicio oral y público en la Justicia Federal por la presunta usurpación de tierras del Ejército consideradas una “guarnición afectadas a la defensa nacional”.

La disputa de Moreno con el Ejército Argentino surgió el 19 de mayo de 2015 cuando el entonces director de la Escuela Militar de Montaña de Bariloche, Ricardo Daniel Secotaro, denunció en la Fiscalía Federal la ocupación ilegal del predio donde se ubica una cantera de áridos que pertenecería al Estado nacional, “bajo custodia y uso del Ejército”.

La cantera “La Romina” tiene una superficie de 45 hectáreas y de allí se podrían extraer entre 4 y 5 millones de metros cúbicos de áridos, según estimaciones de Moreno. Hoy el valor sobre camión en cantera es de 21 dólares el metro cúbico.

Moreno se instaló en mayo en el predio con su maquinaria (una planta de clasificación, grillas para preclasificación, cargadores frontales y una casa rodante). Estaba dispuesto a iniciar la explotación de la cantera ante la conclusión del expediente 38.074-M-2013 en la Secretaría de Minería para obtener el derecho de explotarla. “El trámite termina en 2015 con la diligencia de mensura que tiene las coordenadas del lugar, por eso me instalo para comenzar la actividad y al día siguiente me denuncian”, contó Moreno al diario Río Negro. Permaneció seis meses en el lugar hasta que llegó la orden de desalojo.

El Ejército señaló en la denuncia que Moreno ocupó de manera ilegal el predio e ingresó violentando un portón. Sin embargo –en esa época y en la actualidad– el portón cumple un rol simbólico porque el predio no tiene cerco en toda su dimensión y cuenta con varios caminos de acceso. A simple vista, desde la ruta que conduce al cerro Catedral, es un descampado. Solo se comenzó a evidenciar presencia del Ejército cuando a partir de la denuncia, la Escuela Militar dispuso la instalación de un unimog y una guardia permanente con uniformados.

“La discusión se dio en 2015 y tanto uno como el otro tenían solicitud de explotación de la cantera de categoría 3”, afirmó a Río Negro, Juan Pablo Espínola, secretario provincial de Minería provincial. Explicó: “el dueño del recurso es el superficial y el Ejército figura como titular, por lo tanto, Moreno no podía explotarla”.

Espínola, quien no estaba en funciones cuando surgió este caso, precisó que según los registros del organismo que tiene el poder de policía de la explotación minera, “ninguno de los dos (ni Ejército ni Moreno) puede explotar esa cantera”. En el caso de Moreno no se autorizó y el Ejército tampoco podría porque no completó el trámite ni presentó la documentación exigida.

Moreno aseguró que su autorización era de hecho porque concluyó el trámite con publicación de edictos, plan ambiental y otra documentación. Nadie se opuso formalmente. Insistió además que la cantera Cerro Catedral –que tenía pretensiones de explotar el Ejército– es lindera y no coinciden las coordenadas con “La Romina”, que él declaró en 2013 y que décadas atrás fue explotada para la construcción de la ruta que conduce al cerro Catedral.

El productor minero denunció ante Minería y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que el Ejército realizó extracción ilegal de áridos de la cantera y que “hay un negocio detrás”. El artículo 9 del Código de Minero establece que el Estado no puede explotar recursos mineros aunque en Río Negro existe una salvedad por una ley de procedimiento minero que admite la explotación con fines públicos pero no comerciales, explicó el secretario de Minería.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico