En Comodoro se registran muchas consultas sobre viajes al Mundial

Las restricciones sanitarias, los precios en dólares y los requisitos migratorios, son las preguntas a las que buscan encontrar respuesta los comodorenses que consultan sobre los vouchers para ir a Qatar. Las agencias de viaje estiman que la venta irá más lenta que en otras competencias mundialistas. Históricamente los mundiales se juegan entre junio y julio, pero por el calor extremo en esa zona de Asia, esta competencia se desarrollará entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre.

La venta de entradas para ir al Mundial de Qatar comenzó y ya hay múltiples consultas para acompañar a la selección argentina. En Comodoro Rivadavia todavía no se han registrado ventas y desde las agencias de viaje estiman que se debe a la incertidumbre que reina por los efectos de la pandemia.

En diálogo con El Patagónico, el presidente de la Asociación Patagónica de Agencias de Viajes y Turismo, Guillermo Schneider, manifestó que la tranquilidad en las ventas se mantendrá. “No hay una dinámica de venta fuerte como en épocas normales. Es más, no están llegando publicidades de gente que venda entradas. Todavía está muy tranquilo. Habrá que esperar un poco más para ver cómo se da la situación para poder entrar a otros países”, subrayó.

Aunque Schneider sostuvo que el fanatismo por estar en el Mundial puede superar cualquier inconveniente. “El Mundial siempre tiene adeptos. Yo nunca he visto una cosa de fanatismo como lo que sucede en el Mundial. Hemos tenido casos como en el Mundial de Brasil (en 2018) donde la gente se decidía ir a último momento. En la final solo quedaban entradas por 20 mil dólares y hubo gente en Comodoro que lo pagó. Uno queda azorado. El Mundial vuelve loca a la gente, pero en este momento hay mucha tranquilidad por el tema de salir del país y la disposición de otros países que no nos dejan entrar por diferentes temas”, dimensionó.

El también presidente de la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina (COTAL) consideró que la gente se decidirá en el último momento a viajar debido a la pandemia. “Ninguno se quiere arriesgar ahora. Ni siquiera se quiere arriesgar en la fase de grupo donde hay asegurados tres partidos y se debe porque nadie tiene el 100% de seguridad que va a poder viajar”, aseguró.

CUESTIONES A TENER EN CUENTA

Los argentinos tienen que atravesar diferentes obstáculos para viajar al exterior y Schneider señaló que eso repercute a la hora de comprar pasajes o un voucher en una agencia. “Nos están condicionando muchos países para poder entrar y eso hace que la gente se detenga a ver qué pasa. Nosotros aún estamos resolviendo el tema de los pasajes del 2020 y 2021 que no se pudieron usar”, describió.

“Hay muchas consultas sobre el precio del alojamiento y el tema del hisopado. Estamos entrenados porque cambian las reglas en todo momento y tenemos que estar informados para saber qué pasa con el pasajero. Cada vez agregan más requisitos”, añadió.

En este sentido, el presidente de la Asociación Patagónica de Agencias de Viajes y Turismo se refirió a diferentes situaciones que le toca atravesar a los viajeros. “Hay personas que viajan y al momento de hacerse el hisopado para regresar, le da positivo. Esa gente se tiene que quedar 10 días más en el lugar de vacaciones. Nosotros le sacamos un seguro para que puedan costear parte de los gastos que implica que el hisopado te dé positivo, pero no es la solución final”, afirmó.

“Para viajar tenés que tener dos cerebros por la cantidad de cosas que te piden tantas cosas. Yo tuve dos casos de pasajeros que volvían y les dio positivo y se tuvieron que quedar allá. Hay gente que se ha tenido que aislar en un hotel en un lugar de playa y es una situación horrible. Eso se lo advertimos a los pasajeros porque nos ha pasado con muchos pasajeros. Hay veces que la gente vuelve llorando porque tienen que dejar a otro familiar aislado. Todo lo que disfrutaste, lo terminás pasando mal por este tipo de situaciones”, agregó.

Esto lleva a que muchas personas quieran devolver los pasajes por temor o por nuevas restricciones que imponen otros países. La operación puede tardar entre seis o siete meses con casi todas las compañías aéreas. “Nosotros vendemos el paquete con un seguro que te devuelve la plata de los pasajes si ocurre algo. Tampoco es la salvación, pero te aseguras que en caso de no viajar, te devuelven la plata”, sostuvo Schneider.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico