En el Domingo Savio evalúan mes a mes su continuidad

La falta de aportes por parte del Gobierno provincial pone en jaque las funciones de los establecimientos educativos salesianos. Además, el 60% de los padres tuvieron problemas para abonar la cuota mensual.

Los colegios salesianos emitieron un comunicado donde alertaron sobre la situación difícil que atraviesan a través del atraso del pago de aportes por parte del Gobierno provincial. Esto generó que en el Colegio Santo Domingo Savio evalúen mes a mes si continúan sus actividades.

“Desde el 2018 que comenzaron los atrasos en los aportes y se fue deteriorando el cronograma de pago hasta que llegamos a tener cuatro meses de aportes atrasados lo cual es muy difícil de sobrellevar”, aseguró Gabriela Gómez, directora general y representante legal del colegio Santo Domingo Savio.

“Las escuelas salesianas somos escuelas transferidas desde Nación. Esto plantea que el Estado provincial realiza el aporte para los sueldos del personal docente reconocido en la planta oficial, que representa un porcentaje muy alto del costo de sostenimiento de la institución. Un tercio de los gastos se cubren con la cuota que pagan los padres”, describió en diálogo con El Patagónico.

Ante la difícil situación económica, el aporte de los padres permitió que se pueda financiar el final de año y el principio de 2021. Sin embargo, Gómez aseveró que de prolongarse la deuda de Provincia, significará que endeudamiento para hacer frente a sus obligaciones. “Hemos pagado los sueldos y esto fue gracias a que el Gobierno provincial hizo los aportes de octubre de 2020”, detalló.

El reclamo de las instituciones salesianas permitió que el Gobierno provincial comience a depositar los aportes atrasados. La partida de noviembre llegó el miércoles y se trata de ingeniar la económica de los próximos meses.

PADRES CON PROBLEMAS ECONOMICOS

A todo este panorama se suma que en el 60% padres tuvieron problemas de abonar la cuota mensual durante el 2020. “Entre la situación del Estado y la familia, el cuello de botella es cada vez más prolongado”, manifestó Gómez.

Es por eso que desde el Colegio Domingo Savio, se aplicaron diferentes herramientas para no sufrir golpes en su recaudación. “Tenemos un sistema de becas que durante el 2020 se triplicó. No podíamos generarles un daño a las familias porque estamos ante situaciones que no se podían remediar”, sostuvo.

También se brindó más tiempo para pagar la matrícula. Se realizaron cuatro cuotas que terminaron de pagarse este mes y se hicieron entrevistas a los padres para conocer la situación de cada familia.

La directora del Domingo Savio manifestó que entiende la preocupación de los padres por no poder tener la continuidad de la escolaridad de sus hijos. Sin embargo, detalló que “el aporte de la familia significa un tercio de los gastos de la institución. Es mucho el aporte del estado y si las deudas se multiplican por tres o por cuatro meses es una situación difícil de sobrellevar”, afirmó.

En este sentido, Gómez sostuvo: “si podemos mantener un equilibrio entre lo que el estado pueda mantener un aporte mensual y los papás puedan ir recuperando su situación económica entre febrero y marzo, no tendríamos que tener ningún inconveniente para iniciar (las clases)”.

Pero manifestó: “trabajaríamos como en años anteriores, en una situación delicada porque todos los meses estaríamos evaluando los costos de la institución para cumplir con las obligaciones”.

Es por eso que “estamos en comunicación remota con una de las personas del Ministerio de Economía que nos va a comunicar semanalmente como es el pago de los aportes. Hay un dialogo permanente y remota cuando se hizo la presentación desde hace un mes”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico