En Puerto Madryn esperaban el arribo de los sobrevivientes del buque español hundido

El buque Dorneda se hundió durante la noche del martes en aguas internacionales, frente a las costas de Comodoro Rivadavia. La Armada confirmó que un marinero falleció y otro se encuentra desaparecido mientras que 25 tripulantes fueron rescatados con vida tras el naufragio. La embarcación sufrió "ingreso de agua y quedó sin propulsión". Anoche se esperaba el arribo de los sobrevivientes a Puerto Madryn en otro barco pesquero.

Las fuerzas de seguridad de Puerto Madryn esperaban anoche con expectativa el arribo de los sobrevivientes del buque de bandera española “Dorneda” que se hundió a 308 millas náuticas (570 kilómetros) de las costas de Comodoro Rivadavia. Los tripulantes fueron rescatados por otras embarcaciones pesqueras.

Esa fuerza, a través de la Agencia Nacional Marítima de Búsqueda y Rescate Marítimo, Fluvial y Lacustre, confirmó que la alerta del naufragio del barco pesquero se recibió a las 22 del martes y actuó en su carácter de Autoridad Nacional de Aplicación SAR (Search and Rescue), según la ley 22.445, en cumplimiento de las obligaciones internacionales del Estado argentino.

Al activarse la radiobaliza de la embarcación se inició el protocolo de tareas de rescate y el envío de dos buques al lugar del accidente. La nave española pertenece a la empresa Freiremar y era un arrastrero de 50 metros de eslora que pescaba en aguas internacionales.

El Centro Coordinador de Búsqueda y Salvamento asumió la conducción del caso coordinando con el MRSC (Subcentro Coordinador de Rescate Marítimo) Comodoro Rivadavia. Se ordenó a los buques pesqueros Farruco y Beagle I dirigirse al lugar del siniestro.

Ya cerca de las 2:42 de ayer el buque Farruco informó la presencia de dos balsas y una lancha en el agua, las cuales fueron rescatadas. De los 27 tripulantes (de nacionalidad española, peruana, marroquí e indonesia), fueron recuperados 25 con vida, uno fallecido y un tripulante continúa desaparecido.

La nave Farruco anoche seguía en la zona del siniestro encargado de la búsqueda del tripulante desaparecido. En tanto, al “Beagle I” se dirigió a Puerto Madryn con los tripulantes rescatados.

Además, se ordenó el traslado a Trelew de una aeronave de guardia de la Armada Argentina y se envió al área otra aeronave de la Prefectura Naval Argentina para dar continuidad a la búsqueda.

SIN PROPULSION

El capitán de la Armada, Marcelo Paredes, en conferencia de prensa, explicó que se comunicaron con la agencia marítima en Madrid (España) y “tomamos conocimiento de que el buque sufrió un ingreso de agua. Es un buque de arrastre por la cual tiene una rampa en su popa. Ingresó agua en la zona de máquinas y provocó un back out, se cortó la energía y básicamente se quedó sin propulsión y sin poder operar”.

Describió: “ante la inminente entrada de agua el capitán ordenó el abandono de la unidad y se lanzaron balsas al agua”. Por lo tanto, la Armada Argentina “ordenó destacar a dos pesqueros: Farruco y Beagle I para poder recoger las balsas y los tripulantes rescatados”.

En forma paralela, el capitán añadió: “dentro de Prefectura Naval de Comodoro tenemos una aeronave alistada para proceder a hacer la búsqueda de este tripulante desaparecido en la zona y, por otro lado, también ordenamos destacar un turbo traquer de la Armada Argentina a la base naval de Trelew”.

También se coordinó por un tema de jurisdicción de que el buque Farruco se dirija a Puerto Madryn “para proceder al desembarco de las personas y hacer un control sanitario de las mismas”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico