En Rosario se reanuda el juicio por cinco asesinatos que les atribuyen a "Los Monos"

Cuatro de esos homicidios ocurrieron a fines de mayo de 2013 tras el asesinato de uno de los jefes de la narcobanda, Claudio "Pájaro" Cantero, lo que desató una "cacería" en venganza contra quienes consideraban los autores del crimen. El quinto homicidio, atribuido en calidad de instigador a uno de los líderes de la banda, Ezequiel Ramón Machuca, es el de una chica de 14 años que murió en el tiroteo a un búnker de venta de drogas donde residía con sus hermanos.

Los detalles de cinco asesinatos endilgados a integrantes de la narcobanda rosarina “Los Monos” comenzarán a ser ventilados el martes cuando se reinicie el juicio oral a 25 imputados, entre civiles y policías, acusados de integrar una asociación ilícita con fines criminales.

Se trata de la segunda parte del debate iniciado en noviembre último, en la que se analizarán las tres causas por cinco casos de homicidios en los que cinco miembros de la organización están acusados como instigadores o ejecutores.

Cuatro ocurrieron a fines de mayo de 2013 tras el asesinato de uno de los jefes de “Los Monos”, Claudio “Pájaro” Cantero (27), que desató una “cacería” en venganza contra quienes los miembros de la banda consideraban los autores de ese crimen, según los fiscales Gonzalo Fernández Bussy y Luis Schiappa Pietra.

El quinto, atribuido en calidad de instigador a uno de los líderes de la banda, Ezequiel Ramón Machuca (35), es el de una chica de 14 años que murió en la balacera a un búnker de venta de drogas donde residía con sus hermanos.

En el juicio están acusados por asociación ilícita doce civiles y trece integrantes de fuerzas de seguridad, que también fueron imputados de encubrimiento y complicidad con la banda por brindarles a sus cabecillas información “secreta y reservada” para que eludieran el accionar judicial.

En la primera parte del debate oral, concluido a fines de diciembre, los fiscales ofrecieron las pruebas por la acusación de asociación ilícita contra los 25 imputados, con detalles de los roles atribuidos a cada uno en la organización, desde los jefes a los testaferros, los vínculos entre sí y el presunto enriquecimiento ilícito.

En la que comienza esta semana, González Bussy y Schiappa Pietra centrarán su acción en los elementos que consideran prueba suficiente para acusar por homicidio a Machuca, Ariel Máximo “Guille” Cantero (29), Leandro “Gordo” Vilches (32), Jorge “Ema” Chamorro (29) y Andrés “Gitano” Fernández (40), dijeron fuentes de la Fiscalía.

“Guille” Cantero –jefe de “Los Monos”- está imputado por el asesinato de Diego “Tarta” Demarre (34), un “transero” con antecedentes penales que era dueño del boliche donde la madrugada del 25 de mayo de 2013 fue baleado el “Pájaro” Cantero, en Villa Gobernador Gálvez.

Demarre fue asesinado al día siguiente cuando llegaba a su vivienda junto a su esposa, luego de haber concurrido a los Tribunales locales ante los rumores de que estaba vinculado con el crimen del “Pájaro”.

Según los acusadores, a partir de las escuchas telefónicas de la causa, le tiraron desde un VW Bora que conducía el “Gitano” Fernández y llevaba como acompañante a “Guille”, quien sería el autor de los disparos.

Chamorro y Vilches están en imputados en ese caso como partícipes secundarios, puesto que habrían seguido a Demarre desde adentro de Tribunales e informado a los ejecutores del crimen el recorrido de regreso a su hogar, donde fue asesinado.

Ramón Machuca, alias “Monchi Cantero”, hermano de crianza de “Guille” y “Pájaro”, está acusado como autor intelectual de cuatro homicidios.

Uno es el antes mencionado, de Lourdes Cantero (16), que no tiene relación familiar con la banda y es una chica que murió el 16 de mayo de 2013 cuando desconocidos balearon su casa en Conscripto Bernardi 3674, donde funcionaba un búnker de venta de drogas regenteado por sus hermanos.

Según las escuchas del caso, “Monchi” ordenó el tiroteo contra el lugar, presuntamente competidor de uno vecino administrado por “Los Monos”, y lo que era un “apriete” se convirtió en un homicidio, por el que fue procesado.

Además, Machuca está acusado, también como instigador, del triple crimen de Nahuel César (23), su madre Norma César (49) y el mecánico Marcelo Alomar (34), ocurrido el 28 de mayo de 2013 en la esquina de avenida Francia y Acevedo de Rosario.

De acuerdo a la acusación, dos motos con cuatro hombres acribillaron a balazos la camioneta Nissan que conducía Alomar y en la que también viajaba Claudio Hernández y dos menores.

A partir de las escuchas telefónicas, los fiscales entienden que Machuca ordenó esos asesinatos en venganza por la muerte del “Pájaro” Cantero, atribuida por los “buches” que informaban a la banda a Milton César, un chico con varios antecedentes.

Para los fiscales se trató de un error, ya que finalmente por el crimen de Cantero fue procesado y llegó a juicio otro hombre de igual nombre de pila, Milton Damario, vinculado a una banda narco que rivalizaba con “Los Monos”, que terminó absuelto por falta de pruebas.

El reinicio del juicio está previsto para pasado mañana a las 9 en el nuevo edificio del Centro de Justicia Penal de Rosario, inaugurado para este debate oral.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico