En su primera declaración, Muñoz dijo haber actuado bajo amenaza

Renzo Muñoz accedió voluntariamente a declarar luego de haberse entregado a la Policía, acompañado por una abogada particular. Ya entonces cargó toda la responsabilidad del crimen sobre David Bustamante.

El 3 de diciembre de 2019, cinco días después del hallazgo del cuerpo sin vida de Alexis Cueva, Renzo Muñoz tuvo su audiencia de control de detención. Se había entregado solo poco antes, consciente de que lo buscaba la Policía. Sin embargo, su primer impulso fue huir a Córdoba, lo cual hizo. Pero luego regresó a Comodoro a enfrentar su responsabilidad.

En aquella ocasión relató que ese sábado de la tragedia salió de trabajar y concurrió a la casa de otro joven a tomar cerveza junto a David Bustamante. En un momento se sintió “medio mareado” y se subió al auto de Bustamante junto a Cueva.

Sostuvo que Bustamante y Cueva iban discutiendo y que luego despertó en la casa del primero, donde no había cesado el entredicho. Dijo que Bustamante y Cueva ingresaron al baño (“eran homosexuales”) y que escuchó algo que se rompió.

Muñoz narró que al escuchar el golpe él se dirigió al baño y abrió la puerta, observando que Cueva perdía mucha sangre y Bustamante le decía “ayudame, ayudame”. Luego Bustamante lo llevó al auto y quería que él lo ayudara a cargar el cuerpo, pero dijo que se negó; que salieron y que en un momento el conductor se detuvo en un descampado, sacó a Cueva y lo arrojó al suelo.

También refirió que mintió porque fue amenazado por Bustamante y que por la misma razón huyó a Córdoba.

Mientras tanto, Bustamante continuaba prófugo y recién sería capturado el 29 de diciembre de ese año en la localidad bonaerense de Pergamino. Tenía en su poder el Fiat Punto que también fue secuestrado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico