En su tiempo libre, habitantes del Abásolo reacondicionan una plaza

Ya hace un mes que un grupo de habitantes del barrio Máximo Abásolo decidió cuidar una plaza lindera a la Seccional Séptima. Retiraron todos los yuyos y matorrales, la abundante basura que arrojaba la gente en el lugar y arreglaron los juegos para los niños. "Si nosotros no cuidamos el lugar donde vivimos, nadie nos va a cuidar", resumió uno de los vecinos.

José Urra es uno de los residentes de la calle Alfredo Adjuar, que frente a sus domicilios tienen una plaza que estaba abandonada. Un día se autoconvocaron “para que limpiemos nuestro barrio, nuestro frente donde nosotros vivimos”, contó a este diario. Ayer pala en mano un grupo desmalezaba el predio mientras otro habitantes del sector regaban los árboles plantados hace un par de semanas. A la vez varias mujeres se encargaban de pintar los juegos como el sube y baja, y dos escaleras puentes que utilizan los niños para divertirse. Ya el sábado un grupo se había encargado de soldar los hierros que componen las distintas partes del sube y baja. Los vecinos se propusieron como lema “cuidar el espacio verde que hace mucho tiempo está abandonado”, apuntó Urra. “Acá hay un abandono muy grande del Estado”, cuestionó y resaltó que ello motivó la iniciativa de reacondicionar y embellecer la plaza. “Todos los días limpiamos y regamos los árboles” para enseñarse a los más chicos a cuidar su barrio. Urra también pidió que la Seccional Séptima se sume al cuidado del lugar. “Juntan basura”, cuestionó en relación a la fila de autos secuestrados que están estacionados sobre la calle Huergo. El hombre agregó que en esa transitada calle funcionan tres colegios y circulan colectivos todos los días. Por esa razón, gestionan ante la Sociedad Cooperativa Popular Limitada el arreglo del alumbrado. En cuanto al cambio de “cartelería y retirar los autos secuestrados de la dependencia nos está dando una mano la concejal Cristina Cejas como corresponde y porque es su trabajo”, señaló el vocero de los vecinos. También invitó a quienes quieran ayudar con las tareas, que pueden comunicarse al teléfono celular 154276550 que pertenece a Luz, una de las voluntarias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico