Erzgebirge, imperdible para visitar en Alemania

Con más de un millón de llegadas de huéspedes al año y más de tres millones de pernoctaciones, es una de las regiones de vacaciones más populares de Sajonia, en Alemania, con paisajes idílicos, valles, ríos y pueblos pintorescos que tienen su origen en más de 800 años de historia minera.

Es justamente a la minería que el Erzgebirge le debe su riqueza, su nombre (traducido Montañas de mineral), su importancia económica, y desde el pasado 6 de julio forma parte la lista de la Unesco de Patrimonio de la Humanidad.

En esa fecha, el Comité del Patrimonio Mundial de ese organismo internacional incluyó a la “Región Minera de las Montañas de Mineral / Krusnohori” en la prestigiosa lista, que subraya la reputación de Sajonia como el destino cultural número uno en Alemania.

En tal sentido, la Sociedad de Marketing Turístico de Sajonia y su gerenta ejecutiva, Veronika Hiebl, ve la oportunidad de “promover al Erzgebirge aún más como foco del marketing turístico siendo una parte importante del paisaje cultural con más de 1.000 años de antigüedad de Sajonia” y con sus rasgos característicos a nivel internacional.

Cada año, más de ocho millones de visitantes nacionales y extranjeros optan por unas vacaciones en Sajonia, con foco de atención en el arte y los aspectos culturales de renombre internacional, así como en las obras de arte creadas por la naturaleza.

Quienes deseen realizar una excursión de descubrimiento por Erzgebirge, pueden caminar a lo largo de las acequias, pasar por los portales de los túneles o escoriales, y pasear por las ciudades de montaña visitando el tesoro subterráneo, porque en todas partes se pueden explorar los vestigios de la minería.

La región también es conocida por sus tradiciones y costumbres muy arraigadas, como las procesiones de montañas o las Mettenschichten (antiguas costumbres mineras alemanas en Navidad), que son todavía una parte integral del invierno y la Navidad en el Erzgebirge.

Lo que lo hace especial es que “Montanregion Erzgebirge / Krusnohori” es una experiencia transfronteriza, con 22 componentes: 17 en el lado alemán y cinco en el lado checo.

Las evidencias seleccionadas de la historia de la minería representan los yacimientos y épocas más importantes de la minería sajonia y bohemia.

Cada componente representa un elemento diferente relacionado con el patrimonio minero histórico de la región, de los cuales unos 400 se encuentran sólo en el lado sajón.

Minas y sistemas de túneles únicos, complejos metalúrgicos, ciudades mineras históricas, magníficas iglesias, atractivas obras de arte relacionadas con la minería y características típicas del paisaje, tales como antiguos sumideros y escoriales, componen este mosaico de rastros del pasado minero que no se encuentra en ningún otro rincón de Alemania.

La “Región Minera de las Montañas de Mineral Krusnohori” es el segundo sitio de Sajonia que integra la lista de Patrimonio de la Humanidad, y que se suma al “Parque Muskauer/Parque Muzakowski”, galardonado en 2004 con el codiciado premio como patrimonio cultural conjunto polaco-alemán.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico