"Estaba bañada en sangre y sin calzado, pidiendo auxilio"

La mujer que auxilió a la madre que fue atacada por dos hombres que luego mataron a su hijo de cuatro años en la localidad santacruceña de Puerto Deseado, contó que hallaron a la víctima "bañada en sangre" y aseguró que golpearon a la mujer para matarla "uno le comentaba al otro 'matala que nos vio'".

Continúa la conmoción en la localidad santacruceña de Puerto Deseado tras conocerse detalles del crimen de un niño de cuatro años y el feroz ataque a su madre, a quienes dos hombres violaron y apedrearon en la zona de “Cueva de los leones”. Una testigo, quien fue la primera en ayuda a la víctima, contó cómo se encontraba minutos después del hecho.

Cecilia Oyarzo se encontraba en el autódromo Ramonín Fernández junto a su hermana, su esposo y su sobrino cuando al momento de retirarse vieron a la víctima ingresar al SUM del lugar solicitando ayuda: “nos pegamos un susto bárbaro, estaba bañada en sangre y sin calzado, pidiendo auxilio", relató la primera mujer que auxilió a la madre del niño.

La testigo contó que le dieron un vaso de agua y la contuvieron hasta que llegó la policía, mientras la mujer les contaba que había llegado de Salta "a visitar a su hijo que trabaja en una maderera y que vino con el hijo menor de 4 años, que después nos enteramos que fue asesinado".

"Dijo que el hijo mayor la acercó hasta un paraje que se llama Cavendish, muy rocoso, con paisaje hermoso y que a ella le gusta. El hijo la dejó para que se quede un rato mientras él trabajaba y la abordaron dos masculinos con un arma blanca, que la obligaron a mantener relaciones, es decir, la violaron", añadió Oyarzo en declaraciones televisivas.

La víctima le contó que "mientras uno tenía al nene, el otro abusaba de ella con un arma. La metieron en una cueva". Sobre el horario en el que ocurrió el ataque, Oyarzo estimó que fue cerca de las 14 y señaló que por un golpe que recibió en la cabeza la mujer se desmayó y recién cerca de las 15:30 la vieron cuando llegó a pedir auxilio.

"Dice que la golpearon para matarla, porque uno, según contó la señora, le comentaba al otro 'matala que nos vio' y ahí le dieron con una piedra en la cabeza y se llevaron al nene y su celular", añadió.

Oyarzo destacó que "ha hecho un esfuerzo terrible esa mujer para buscar ayuda, sin calzado, en esa zona rocosa y de pinches donde es muy difícil caminar". "Nos pedía por favor que busquemos al nene, que se habían llevado al nene", recordó. Tras el episodio, la testigo fue a declarar a la comisaría, junto con su esposo y su hermana, para aportar toda información que resulte útil para esclarecer el hecho.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico