Etchevehere no podrá tomar decisiones que estén vinculadas a la SRA

La Oficina Anticorrupción que conduce de Laura Alonso dictaminó que la retribución no fue "acorde" a la ley de ética pública y le reclamó que haga sus tareas con "integridad, de una manera justa e imparcial".

La Oficina Anticorrupción (OA) consideró que "no resultó acorde con las pautas y deberes de comportamiento contenidos en las normas sobre ética pública" la percepción por parte del ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, de la retribución excepcional de $ 500.000 que recibió de la Sociedad Rural Argentina cinco días antes de su designación.

El organismo remarcó que si bien el bono fue otorgado antes que asuma formalmente el cargo, tanto a la SRA como el propio Etchvehere ya estaba al tanto del futuro nombramiento. "Resulta claro que en oportunidad de otorgarse la retribución excepcional, se encontraban en pleno conocimiento de la inminente asunción de funciones como Ministro, por lo que la valoración de las conductas del funcionario en dicho contexto que se relacionen con el ejercicio del cargo, no puede quedar al margen de toda consideración en el marco de las normas sobre ética pública", alertó.

En esa línea, aseguró que la "retribución no tuvo contraprestación aparente" y que este caso con la devolución del dinero posterior "no registra precedentes" en la gestión pública. Según la OA, la percepción por parte del Ministro de Agroindustria de la retribución excepcional $ 500.000 aprobada por la Sociedad Rural Argentina, no resultó acorde con las pautas y deberes de comportamiento contenidos en las normas sobre ética pública (art. 2 Ley 25.188 y 9º Decreto 41/99)", dice el dictamen del organismo que dirige la exdiputada del PRO, Laura Alonso.

La OA sustenta su recomendación en el "deber de prudencia" previsto en el artículo 9 del Código de Ética de la Función Pública, que sostiene que "el ejercicio de la función pública debe inspirar confianza en la comunidad" por lo que considera que se "deben evitar acciones que pudieran poner en riesgo la finalidad de la función pública, el patrimonio del Estado o la imagen que debe tener la sociedad respecto de sus servidores".

Además, la OA, en su carácter de Autoridad de Aplicación de la Ley de Ética en el Ejercicio de la Función Pública, recordó al ministro "su deber de abstenerse de intervenir en ejercicio de la gestión pública en cuestiones particularmente relacionadas con la Sociedad Rural Argentina y obrar conforme al deber de prudencia en las decisiones generales que adopte en lo sucesivo y que pudieran impactar de algún modo respecto de la citada institución".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico