Familias del Juan XXIII necesitan ayuda: ¿cómo acercar tu solidaridad?

Los vecinos autoconvocados del barrio Juan XXIII continúan con la entrega de donaciones para los habitantes más afectados por el temporal que vivió la ciudad. Solicitan ayuda para continuar distribuyendo los donativos.

Todos los sábados a partir de las 15:00 en la calle Juana Azurduy entre avenida Kennedy y Manuela Pedraza se ve la misma imagen que hace casi seis meses, mucha gente haciendo fila para recibir ayuda luego de haber sufrido en carne propia el temporal.

Además de la gente haciendo fila, automóviles particulares se acercan a dejar ropa, alimento, elementos de limpieza y agua entre otras cosas, para así poder darle una mano a esos ciudadanos que esperan una mano.

Si bien pasó casi medio año del temporal los vecinos del barrio Juan XXIII continúan sin una solución, viviendo en casas consumidas por la humedad, con calles destrozadas y poca ayuda del Estado que solo se acercó a ofrecer “dos latas de pintura, como si eso resolviera todo lo que perdimos”, se quejó una vecina a El Patagónico.

Por eso los vecinos autoconvocados del Juan XXIII decidieron que no esperarían y actuarían, recolectando y entregando donaciones a otros en su misma situación o peor. Lo único que solicitan estos vecinos es la donación de “agua y alimentos escencialmente pero todo suma”, detalló Jimena, una pieza fundamental de esta cadena de favores, por eso todo aquel que quiera dar una mano puede hacerlo acercándose al lugar o contactándose por el Facebook “Inundados Indignados”.

Embed

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico