Golpean a jóvenes para subir imágenes a las redes

El padre de un menor ferozmente golpeado dijo que no es la primera vez que estos jóvenes se comportan de esta manera.

Joel, el padre del menor de 16 años que fue víctima de una feroz golpiza, dijo que “en la comisaría de Km. 8 mi hijo declaró que no era la primera vez que este sujeto lo golpeaba; ni a él ni a otros menores del barrio Standart Norte, con el solo propósito de subir el contenido a una página de Instagram”.

Respecto de la denuncia policial, la Policía aclaró que, por ser menor, al agresor no se le puede dictar ninguna restricción, ni tampoco alguna medida cautelar. Por ese motivo el padre del damnificado dejó asentado que en lo posible recaiga alguna medida sobre los padres.

Luego de haber realizado la denuncia, un grupo de muchachos se acercó al domicilio de Joel, tiraron piedras y amenazaron a la familia. El menor también sufrió los mensajes intimidantes a través de sus redes sociales, diciéndole “te vamos a reventar”, acompañado con fotografías de armas de fuego.

Tras la violenta situación, los padres temen que le pueda llegar a suceder algo en la calle, ya que “donde lo vean solo, lo van a querer golpear”.

En el video que se viralizó, se observa que el grupo de violentos llegó directo a buscar pelea; uno de ellos lo increpa y comienza con la agresión, a pesar de que el menor les dijo en reiteradas ocasiones que no le interesaba pelear.

Además, en un momento los amigos lo tratan de sacar y que lo dejen de golpear, pero estos son frenados por el otro bando, en donde también hay mayores de 18 años, uno de ellos hermano de quien comienza la golpiza.

En la página de Instagram hay más videos donde golpean a menores y muestran –por ejemplo- cómo patean y le dan piñas a otro chico del barrio.

Los padres se enteraron de la golpiza a su hijo por la viralización del vídeo, dos días después de que había sucedido el violento hecho, debido a que estaba en la casa de la abuela. Cuando lo vieron, estaba todo golpeado, con el labio reventado y la cara hinchada. Dijo que no les quiso contar para no preocuparlos.

Asimismo, la familia señaló que en Standart norte los chicos no se pueden acercar al playón, ya que por cualquier motivo aparece la patota e inicia alguna pelea para exhibir luego en las redes sociales.

Fuente: El Comodorense

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico