Hallan muerto a un hombre que estaba desaparecido desde hace 3 días

La víctima, de 80 años, fue encontrada al costado de la ruta provincial N° 9, cerca de El Calafate. Su camioneta estaba a unos kilómetros del lugar donde fue encontrado sin vida.

En medio de una tormenta de nieve y un frío polar extremo que hasta congeló ríos en Santa Cruz, un hombre de 80 años, que era intensamente buscado desde el pasado miércoles, fue hallado sin vida este sábado por la tarde al costado de la ruta provincial N°9, a unos 65 kilómetros de El Calafate.

La víctima fue identificada como Luis Alberto Franulic Cepernic, quien había partido hacia la estancia La Rosita sin dar noticias desde entonces.

Según precisó el medio La Opinión Austral, las autoridades locales tomaron conocimiento de su desaparición el viernes por la noche y en ese momento alertaron al Comité Operativo de Emergencias (COE) provincial.

Cerca de las 9.30 de este sábado, una comisión de la División Operaciones Rurales de El Calafate se dirigió al lugar para iniciar la búsqueda y se encontró con el macabro hallazgo. Además, a 15 kilómetros de donde yacía el cuerpo de la víctima se localizó una camioneta Ford Ranger encajada en la nieve, la cual pertenecía al fallecido. El sábado, las temperaturas en esa zona marcaron -11°C por la mañana.

En el lugar del hecho se llevaron a cabo las diligencias procesales de rigor con la colaboración del personal de la División Criminalística de El Calafate.

Este hallazgo se produjo en un contexto de frío extremo en Santa Cruz, donde se observan ríos congelados y temperaturas que llegan hasta los 25 grados bajo cero. El Servicio Meteorológico Nacional emitió una “alarma nivel rojo” para la zona cordillerana de esa provincia, lo que implica un “efecto alto a extremo en la salud”.

GENTE ATRAPADA POR EL TEMPORAL DE NIEVE

Por su parte, el Ejército trabaja para rescatar personas atrapadas en la nieve, proveer frazadas y llevar alimento para familias y animales.

Este fin de semana, muchos vehículos quedaron atrapados por el intenso temporal de nieve en la Ruta 3 y al menos unas 300 personas quedaron varadas adentro de sus autos con esas temperaturas extremas.

Todos fueron socorridos por el Ejército, que utilizó los vehículos blindados de transporte de personal M113 para despejar la capa de nieve que cubría, con más de un metro de altura, los accesos a las rutas y estancias.

Este sábado, en tanto, llegó a Santa Cruz el segundo Hércules C-130 con un cargamento esencial de alimentos y suministros. Se trata de la carga que contiene parte de la ayuda destinada a enfrentar las consecuencias de la crisis climática en Santa Cruz, como “parte de las gestiones realizadas por el gobernador Claudio Vidal ante diversos organismos del Ejecutivo Nacional hace unas semanas”, explicó el jefe de Gabinete de Ministros, Daniel Álvarez.

Al igual que el mar en Tierra del Fuego, los ríos patagónicos parecen “quietos” por la capa de hielo que se formó sobre la superficie. Toda la región está asediada por los célebres “vientos blancos” que impide la visibilización de los caminos. Las últimas semanas el Ejército Argentino desplegó unos 100 agentes y 22 móviles para llevar a cabo tareas de búsqueda, rescate y evacuación de personas y autos y camiones varados.

En este contexto, tres jóvenes están atrapados hace semanas en la estancia Dos Lagunas, donde funciona la salina Berrini, a 198 kilómetros de Río Gallegos, capital de Santa Cruz. El temporal de nieve les impidió salir a los hombres, que trabajan embolsando sal. Hasta el momento, acceder a la zona, ubicada a 60 kilómetros de ruta 3, fue imposible incluso para las máquinas de Vialidad Nacional, que se toparon con “paredes de nieve”.

En paralelo, el gobierno de Santa Cruz lleva a cabo reuniones con entidades agropecuarias para delinear acciones específicas, enfocándose en la protección del ganado y la producción agrícola. Estos esfuerzos conjuntos buscan minimizar los impactos adversos y garantizar la seguridad y bienestar de las comunidades afectadas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico