"Hay una gran coincidencia entre la economía de Macri y la de los '90"

El exministro de Economía Domingo Cavallo aseguró que "todos los que están (ahora) en el Gobierno trabajaron conmigo". Además, consideró que tanto a este Gobierno como al de Carlos Menem los enlaza "una moneda estable y una economía con baja inflación".

Sobre el rumbo económico, Cavallo respondió que lo ve "muy orientado". "Argentina debe insertarse en la economía mundial y no tratar de aislarse, como hizo entre 2002 y 2015. Lo primero que hizo Macri fue anunciar que Argentina volvía al mundo. Ahora bien, Macri heredó desequilibrios enormes en la economía, de los cuales la población no era y no es consciente", aseveró.

"Si usted le pregunta eso al Gobierno le dirá que absolutamente no. Pero hay una gran coincidencia en el sentido de que el Gobierno de Macri quiere volver a tener una moneda estable y una economía con baja inflación, como tuvimos en los 90. En los 90 pasamos de una economía cerrada, igual de la que heredó Macri, y la transformamos en una economía abierta. Por eso vinieron tantas inversiones y hubo ocho años consecutivos de crecimiento vigoroso, a tasas del 8 y 9%, con inflación prácticamente en cero", sostuvo Cavallo, en declaraciones publicadas por el matutino El País, de España.

A raíz de una reciente visita que realizó a la sede del Banco Central y en la que se reunió con su titular, Federico Sturzenegger, Cavallo aseguró que en la entidad no lo consultan, pero que "todos los meses" envía "un informe" al Banco Central: "Se los envío y sé que lo leen. Todos los que están en el Gobierno trabajaron en algún momento conmigo, salvo los que son muy jóvenes", resaltó.

Para Cavallo, "hacen bien los macristas en decir que son completamente diferentes a los '70, los '80 y los '90, nadie quiere comprar las críticas del pasado. Pero en Argentina hay suficiente gente inteligente y cuando escriban la historia, van a valorar los aportes que yo hice y criticarán mis errores".

Respecto a la crisis de 2001, el exministro dijo que "aquello acabó mal porque hubo una decisión política de gente que tomó el poder a través de un golpe institucional para reintroducir todos los males de la economía en aras de beneficiar a ciertos sectores".

"El gran desastre no ocurrió en 2001, sino en 2002. En 2001 teníamos una recesión como la que ha tenido España o Estados Unidos en 2008. Fue una crisis bancaria porque había gente que no pagaba sus deudas. Pero una crisis no se resuelve destruyendo todas las instituciones como se las destruyó en Argentina", ratificó.

Además, defendió el "corralito", al sostener que "no significó que la gente no podía retirar el dinero de los bancos" sino que "no podía retirar el efectivo hasta un determinado monto, pero podía usar la tarjeta de débito, podía hacer transferencias bancarias". "La imagen que tengo entre los argentinos tiene que ver con la campaña alevosa que me hicieron en 2002 para echarme la culpa de todas las barbaridades que estaban haciendo. Dijeron 'tenemos que buscar un chivo expiatorio y le echamos la culpa a Cavallo'", afirmó.

Cavallo también dijo las cosas que hizo en su primera gestión, entre el 91 y el 96, "las haría igual", pero que si pudiera volver a 2001 no aceptaría ser ministro de Economía.

Respecto a la comparación entre los años 90 y el gobierno de Macri, insistió: "Son los estrategas de campaña. (Jaime) Duran Barba les dice 'un Gobierno no debe hacer ningún ajuste, no debe planear nada que signifique en lo inmediato alguna pérdida de votos'. Y les dice 'Cavallo le hizo hacer ajustes a Jamil Mahuad en Ecuador y por eso perdió el Gobierno'. Durán Barba será un buen estratega de campaña pero es un muy mal consejero de Gobierno. Las cosas que hay que hacer hay que hacerlas, porque si no agrava más los problemas hacia el futuro".

"¿Cree que Macri lo hará después de las elecciones?", indagó el periodista Carlos Cué. A lo que Cavallo respondió: "Yo creo que sí. Si lo posterga le puede explotar en sus propias manos. Macri quiere realmente resolver el problema de los argentinos, mientras que los Kirchner tenían como único objetivo el poder perpetuo, y el dinero".

Y concluyó: "(La historia) Dirá que lo de ahora entronca con la apertura de los 90. Si le va bien a Macri, que espero que le vaya bien, cuando se escriba la historia los 14 años de los Kirchner serán una pausa en un proceso de integración de Argentina al mundo. Hacen bien los macristas en decir que son completamente diferentes a los 70, los 80 y los 90, nadie quiere comprar las críticas del pasado. Pero en Argentina hay suficiente gente inteligente y cuando escriban la historia, van a valorar los aportes que yo hice y criticarán mis errores".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico