Héctor "Topo" Fretes burlaba el pedido de captura y cruzaba caminando hacia Chile

Héctor Martín Fretes -el presunto autor del homicidio de Luis Miguel Curiqueo-, que se entregó el lunes a la tarde en Los Antiguos, permaneció diez días prófugo y cruzaba caminando entre Argentina y Chile. Lo hacía por un paso ilegal aprovechando el bajo caudal del río que divide esa localidad santacruceña con la vecina Chile Chico, donde se hallaba alojado desde el 14 de septiembre.

Héctor "El Topo" Fretes (31), quien el lunes a la tarde se entregó en Los Antiguos a la Policía de Santa Cruz, cruzaba caminando desde Argentina hacia Chile, pese al pedido de captura que registraba en su contra. Lo hacía por el bajo caudal del río Jeinimeni y se hospedaba en un alojamiento temporario tipo cabaña en la localidad trasandina de Chile Chico.

Fretes es señalado como el presunto autor del homicidio de Luis Miguel Cuquiqueo (33), ocurrido durante la madrugada del viernes 8 de septiembre en el pub "Draw" de Comodoro Rivadavia. La víctima recibió dos disparos en el pecho e intentó correr herido por la calle Güemes, pero cayó a metros de llegar a la Seccional Primera de Policía.

Fretes estuvo prófugo diez días, y según las fuentes policiales consultadas pasó por Caleta Olivia y luego buscó refugio para su pareja y su hijo en Los Antiguos. En esa localidad santacruceña tiene familiares.

De acuerdo a la investigación realizada por la Policía de Santa Cruz, que seguía sus pasos, Fretes aprovechaba la escasa distancia que separa a Los Antiguos de la localidad trasandina de Chile Chico y cruzaba caminando hacia el vecino país, eludiendo los controles fronterizos de la Gendarmería Nacional Argentina y de la Policía de Investigaciones de Chile. Los investigadores creen que Fretes incluso buscó trabajo en un taller de mueblería de Chile Chico y estuvo alojado en una cabaña de alquiler temporario.

Con los datos que la Brigada de Investigaciones de Comodoro Rivadavia -encabezada por los comisarios Eduardo Chemin y Pablo Lobos- le entregó al comisario Daniel Quiroga de la Comisaría Los Antiguos, la Policía de Santa Cruz comenzó a cruzar información con la Policía de Chile y así el lunes se montó un operativo de rastrillaje por lo bajo del río Jeinimeni y el puente fronterizo. Además, el propio comisario Quiroga realizó gestiones ante los familiares de Fretes para que se entregara.

Al verse cercado, el prófugo se entregó en la Comisaría de Los Antiguos y quedó a disposición del juez Omar Quelín, del Juzgado de Las Heras. Ahora debe ser trasladado a Chubut por una comisión de la Unidad Regional de Policía de Comodoro Rivadavia.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico