Hernández llega mañana: "quiero ponerme a la cabeza del problema"

Ignacio Hernández, ministro de Salud de Chubut, se reunirá mañana con los jefes de servicios y directivos del Hospital Regional para interiorizarse de la situación de conflicto que se mantiene con los profesionales. Desde esta semana la atención está restringida solo a emergencias, tanto de guardia como de cirugía. "Quiero personalmente ponerme a la cabeza del problema" aseguró el funcionario.

Ignacio Hernández, ministro de Salud de la provincia, habló hoy acerca del conflicto en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia: los trabajadores se mantienen en retención de servicios desde la semana pasada.

“El problema más importante que tenemos en Comodoro y en toda la provincia es que el Estado no está pagando en tiempo y forma los sueldos” reconoció en un principio el ministro y apuntó: “eso genera un estado de disconformidad”.

"Lo entiendo perfectamente” dijo Hernández, sin embargo consideró que “el Estado no puede quedar parado a pesar de esto. Estamos intentando que siga su marcha y en eso se hizo con éxito la incorporación del programa informático que nos está dando muchas satisfacciones”.

El ministro de Salud confirmó que se reunirá mañana con los jefes de servicios y autoridades del Hospital Regional para interiorizarse de la situación. “Quiero personalmente ponerme a la cabeza del problema y ver de qué se trata porque escuché comentarios de distintas índoles y escucharemos todos y veremos si podemos buscar soluciones” explicó.

Ante las medidas de fuerza de los profesionales médicos, el funcionario reconoció "es una herramienta de los trabajadores yo no voy contra ese derecho” pero “al decir que nos vayamos todos los que conducimos el sistema sanitario me parece que es otro tema”.

PEDIDO DE RENUNCIAS

Ayer, en el marco del conflicto, los profesionales exigieron la renuncia del equipo directivo conformado por Miryám Monasterolo y Mariana Fernández.

En estos dos casos, Hernández, fue claro y entiende que “si cada vez que haya un conflicto un grupo de personas pide la cabeza de un director no tendríamos más funcionarios en ningún cargo”.

Sobre el final reflexionó - en La Petrolera- que “me parece una barbaridad pedir la cabeza de un director simplemente porque está haciendo el trabajo que le que corresponde”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico